Log in
Sin imágenes

SANIDAD PÚBLICA: Tenerife necesita una URGENTE intervención

  • Published in Salud

“Las carreteras de Tenerife superan por primera vez los tres millones de viajes al día”, esta era la noticia de portada del periódico El Día de ayer, 26 de diciembre de 2023.

Y no por ya conocida, la noticia se extendió como la pólvora, no en vano se trata de un problema que tiene en jaque y amargados a los Ciudadanos de esta Isla, algo que ya viene de atrás y que los gobernantes no han sido  capaces de resolver. Situaciones que ya están llegando a afectar a la salud de muchos usuarios, que tienen que dedicar, “sí o sí”, varias horas del día para superar este desborde y tratar de cumplir, como se les exige, con la obligación ineludible de turno, todas bajo el mismo denominador común de puntualidad. Y son muy variados los motivos, pero hacer referencias a los laborales, a las enseñanzas o a los sanitarios, son un buen resumen de ellos.

 Y especialmente este último que he aludido, como también sucede con esas carreteras de Tenerife, merece un capítulo aparte con otro especial tratamiento que nuestros políticos y gobernantes no han sabido o no han querido resolver, a pesar de que las razones son muy evidentes, como el claro y desmedido crecimiento de la Población y los Servicios Sanitarios que poseemos, los mismos de hace bastante más de 10 años. Ahora me estoy refiriendo, “otra vez más”, a la Sanidad Pública de Tenerife y a sus grandes o graves carencias, y la falta de Inversiones Públicas “adecuadas y justas” en los “últimos años”, que nos han llevado hasta la deplorable e insana situación actual, que está haciendo sufrir demasiado al Pueblo de Tenerife, que no se merece este trato tan discriminatorio en algo tan vital como es el cuidado de la Salud y de la vida.

 Y añadir las rechazables situaciones en las que continúan encontrándose aún los muchos años transcurridos, los Hospitales del Norte y del Sur de Tenerife, si es que realmente se les puede llamar hospitales, que distan bastante de serlos.  Y mucho tienen que ver con esas carencias a las que aludo, y también con esa saturación de carreteras, dado que son muchos los traslados de ciudadanos que se siguen produciendo en horas punta hacia los Hospitales La Candelaria y el HUC desde el Sur y el Norte, por estar los suyos infradotados.

 La atención primaria en Tenerife es de pena, con unos Centros de Salud muy pequeños e insuficientes, algo que también es de conocimiento de TODOS. Por supuesto, los políticos y gobernantes son conocedores de la situación, pero tampoco han hecho nada de nada para darle solución. Y es que estamos hablando de temas vitales, muy entroncados con el día a día de nuestra salud. Es el primer escollo a superar cuando nuestro cuerpo nos da una alarma y muchas veces cuesta traspasar este escalón. Desde aquí a bastante gente no les queda otro remedio que saltar a la Sanidad Privada, pues las demoras y las preocupaciones no son buenas amigas, y a mi me ha sucedido. Pero ya sabemos, en todo esto los únicos daños son los de nuestra salud, pero hay “beneficios colaterales diversos” y no sólo en la Sanidad Privada.

 Y una clara extensión de lo dicho en el párrafo anterior con idéntico final son los Servicios de Urgencias. Aquí el calificativo más adecuado es el de <caóticos>, y tengo algún ejemplo reciente que he sufrido en propias carnes, ya publicado, y denunciado en el Servicio Canario de la Salud. “Toda una odisea” lo titulé. Y tengo que dejar, muy claro, que tenemos unos excelentes profesionales, pero que las carencias son las que son, y también las instalaciones obsoletas. Y que hay culpables con nombres y apellidos, a lo largo del tiempo, que han pasado olímpicamente de esta situación, pero que han cobrado sus sueldos puntualmente. Y que conste que yo no estoy poniendo mi dedo en ninguna llaga política concreta, ni mucho menos. Existen culpables de todos los colores. El actual gobierno está por ver y los más recientes han dejado mucho que desear.  

 Las situaciones en las Urgencias del HUC y de La Candelaria, no pasan de ser tercermundistas, y mira que la gente aguanta todo lo que le echen encima. Claro, en ese momento no ves ninguna otra salida al malestar que sientes y cómo superarlo, y no te queda otro remedio que joderte. Pero ya desde fuera no debemos, de ninguna manera, tolerar todo lo que allí está sucediendo, ya sea por falta de personal o por Infraestructuras insuficientes o inadecuadas. El otro día no dejé de sorprenderme, y no era la primera vez, que por falta de capacidad en uno de los Hospitales, ofrecieran a la gente sentarse en el suelo.

 ¿Y que me pueden decir sobre que las Ambulancias tengan que quedar -no operativas- a las puertas de los Hospitales, a los que han acudido con una urgencia, pues sus camillas están dentro y no se pueden realizar los traspasos,  ya que hay carencias de ellas en ese Centro? ¿Cómo lo ven ustedes, señores gobernantes? Nosotros lo que entendemos ahora, es que si las necesitamos y no hay, pues existe una razón, aunque no sea aceptable y de hasta vergüenza decirla. Y mientras tanto, supongo que habrán Pueblos que hasta se queden desprovistas de ellas. No se trata de una tomadura de pelo, es la verdad y aunque haga daño decirla, hay que hacerlo y denunciar hasta la saciedad, para que tomen ya debida nota de que la Sanidad Pública es de todos y la pagamos entre todos. Y si digo ‘todos’ y hablo desde Canarias,  hablo de todos los canarios de todas las Islas. ¡Que se vea la igualdad, por favor!

Cándido Quintana
Grupo de Luchas Sociales por Tenerife