Log in
Sin imágenes

Toda una odisea

  • Published in Salud

Buenas días, amigos.

Ayer tarde tuve, sin que lo hubiera pretendido, una clarísima prueba de fuego del “camino de espinas y de ese muro infranqueable”, del que yo suelo hablar con mucha frecuencia, en el que se convierte la Sanidad Pública para personas que acceden a ella con algunas dolencias que estiman importantes, y cuando las demoras se hacen presentes. Y no hablo sólo de listas de espera, que sabemos lo intolerables que son, con todas esas las gravísimas consecuencias que conllevan, sino también de atención primaria, hospitalarias, urgencias y muchas otras cosas más.

Me caí de bruces con violencia, lo que me ocasionó un golpe duro en la frente y en la nariz, además de un fuerte corte en el labio superior con abundante sangrado, que me costó mucho atajar. Tras dejar un charco en el suelo, me dirigí al Centro de Salud más próximo, el de Anaga, en la Casa del Mar de Santa Cruz. Solo ya con verme, me comunicaron que “necesitaba puntos” y que ellos no estaban preparados para hacerlo. Me facilitaron una barra de hielo que les pedí, para evitar en lo posible la hinchazón, y me remitieron, con el correspondiente informe médico, al Servicio de Urgencias del Hospital La Candelaria tras casi una hora, y advirtiéndome que no debía superar un máximo de cuatro horas, pues en caso contrario no se podría suturar

De camino al Hospital, pasamos muy cerca de Hospitén Rambla, a donde yo suelo ir de vez en cuando por cosas urgentes más pequeñas que me preocupan, y no me ha ido mal. Pero dado el informe emitido al respecto, decidí proseguir hacia La Residencia, a pesar de la insistencia de mi esposa de que me quedara allí por si acaso. En mala hora no le hice caso, porque toda una odisea me esperaba por delante. Y me jode calificarlo así, toda una “encerrona” en toda regla, la gente amontonada y el tiempo seguía pasando.

Y yo preocupado, pues ya habían superado las dos horas y media, y me habían dicho que no se podían superar las cuatro para los puntos. Esperé un rato más y pregunté, por favor, de aproximadamente cuanto tiempo quedaba para atenderme, y me señalaron una buena tonga de carpetas con expedientes delante de mí. ¿Más de hora y media?, les volví a preguntar, y asintieron no de buenas formas. Y, sobre la marcha, decidí irme a la Sanidad Privada, les dije que no estaba pidiendo ningún privilegio, solamente que me dijeran si necesitaba puntos y que sólo eran unos segundos. Y con el mismo mal talante, me volvieron a responder que esperara que me tocara, lo que no me era posible tras el tiempo que ya había transcurrido. Tenía el corte en el labio y estaba desprendido.

Esa tan larga espera iba contra lo que ello mismos me habían dicho, y me ocasionaría una demora mayor de las cuatro horas que me advirtió la doctora del Centro de Salud de Anaga, y no me podrían dar puntos en el corte del labio, y yo esto ni lo veía, ni lo admitía como de recibo. Les dije que ante esa tan inflexible postura y la acumulación de trabajo que tenían allí, no me quedaba otro remedio que buscarme la vida por otro lado, recriminándome no haber hecho caso a mi esposa que reiteró entrar a esa clínica privada, a la que ya había acudido otras veces bien y rápido, en base a un seguro privado que tuve que contratar en otra grave desatención anterior. Esto es lo que pretenden los gobernantes, que nos busquemos la vida por ahí, lejos de la Pública, y yo no estoy por la labor y por eso estoy luchando a tope.

Imagínense la situación que se me planteaba a mí en ese momento tan poco aceptable, tratando de quitarle yerro al talante y a la mala atención de ese equipo médico que había en las Urgencias del Hospital de La Candelaria, que me tocó ayer. A la enorme acumulación de personas, "prácticamente hacinadas", que allí esperaban, con padecimientos que requerían tratamientos urgentes, y que así NO pueden desarrollar su labor con la objetividad requerida, algo que no sólo se vuelve contra los pacientes, sino también contra ellos. No son de recibo esas graves carencias de la Sanidad Pública en Tenerife, que un “grupo amplio” de Ciudadanos preocupados venimos denunciando de forma contundente, unidos bajo el nombre de “Grupo de Luchas Sociales por Tenerife".

Por todo ello, el pasado y cercano día 18 de noviembre, convocamos una Manifestación bajo el lema "Por una Sanidad Pública amplia y de calidad", y realizamos entrega del Manifiesto 18N en Presidencia del Gobierno de Canarias. Exigimos en él “partidas finalistas” concretas, en los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias 2024, importantes para que la Isla de Tenerife pueda salir del bache que viene atravesando desde hace muchos años.

No se puede castigar de esta forma a los Ciudadanos, con penurias que no podemos ni debemos admitir, ya que nuestra Salud y nuestras Vidas están en juego. Nadie, por político gobernante que sea, puede jugar, como lo vienen haciendo, con algo tan fundamental, cómo el pilar más importante de nuestro bienestar, ¡no se lo vamos a consentir! Sepan que por esto, los próximos días 12 y 13 diciembre, hemos convocado unas Concentraciones en el Parlamento de Canarias, exigiendo todo lo que venimos reclamando nosotros, que somos parte el Pueblo de Tenerife, que ¡YA ESTÁ BIEN!

Y termino, resaltando lo positivo de  esta odisea increíble e  inaceptable. Saliendo ya de la Residencia, decidí llamar por teléfono a mi Centro de Salud del Toscal, y aunque tardaron bastante en cogerlo, después me dejaron "gratamente sorprendido". Un enfermero, bastante puesto en el tema, me atendió "exquisitamente", y hasta me volvió a llamar porque se me cortó la llamada, y yo estaba entrando ya a Hospitén. Me dijo que no dejara pasar más tiempo, pues no era bueno para la sutura, que es lo que yo querría haber oído decir a los médicos de La Candelaria. Y me recibió con los brazos abiertos y con la “urgencia” que mi lesión requería.

Gracias por tu buena atención y por todo el buen trabajo que me hiciste, me encuentro bastante bien. Y que sepas, que me has dado "muchos ánimos" para seguir luchando, como vengo haciendo, "Por una Sanidad Pública amplia y de calidad" para la Isla de Tenerife, que la necesitamos muy urgentemente. Muchas gracias,

Cándido Quintana (30nov2023)
Grupo de Luchas Sociales por Tenerife
Portavoz