Log in
Sin imágenes

Asociaciones de Vecinos de La Laguna siguen tratando de parar las obras del velatorio de la Plaza del Cristo

Entrevista a Marcos Llarena en Radio San Borondón

Esta semana, las Asociaciones de Vecinos de San Roque, Ruala, Casco Histórico, San Diego, Bronco-Lomo Largo y Jardina, han mantenido una reunión con el Alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez y el Concejal de Urbanismo, Santiago Pérez, con el objetivo de intentar parar la polémica obra del Velatorio de la Plaza del Cristo de La Laguna.

Se trata de una obra a la que los vecinos se oponen rotundamente, ya que implica la construcción de un Velatorio de cinco salas en el conjunto monumental del Convento de San Miguel de las Victorias, donde se encuentra el Santuario del Cristo de La Laguna, cuya licencia fue otorgado por el anterior equipo de gobierno  a la empresa Mémora Servicios Funerarios, justo unos días antes de las elecciones a espaldas de la ciudadanía y del Pleno Municipal.

La reunión, a petición de las Asociaciones, se celebró en dependencias de Alcadía. A la misma, también acudieron la Jefa de Servicio del Área de Urbanismo y el Jefe de Gabinete del Alcalde. El Concejal, Santiago Pérez, expuso cómo estaba el Expediente actualmente y en qué punto se encontraban con respecto a las negociaciones con la empresa Mémora Servicios Funerarios. Al respecto, Santiago Pérez confirmó, que lo único que quedaba por hacer, era negociar la salida menos mala para este asunto, que no es otra, que estudiar si autorizar la entrada de los coches fúnebres por el parking público subterráneo de la Plaza del Cristo. Una vez que Mémora, hubiera presentado esta alternativa al Ayuntamiento.

Los representantes vecinales presentaron sus discrepancias en relación a que no se pudiera revocar la licencia de obra otorgada por el anterior gobierno.

En declaraciones a Radio San Borondón, Marcos Llarena, Presidente de la Asociación de Vecinos Ruala indicó que presentó una propuesta a Santiago Pérez y al Alcalde, mediante la cual, el Ayuntamiento sí puede revocar la licencia actual, si el Área de Urbanismo, realiza una modificación puntual del Plan de Ordenación del suelo afectado por esta construcción. "A este respecto, el Concejal, Santiago Pérez, aseveró que sí era posible jurídicamente, y por tanto, urbanísticamente, pero la calificó de bomba atómica por la dificultad y los riesgos que entrañaba", añadió.

Por su parte, la Asociación de Vecinos el Caso Histórico, en palabras de su Presidente, Pablo Reyes, mostró su total rechazo a la posibilidad de que los coches fúnebres puedan ser autorizados a utilizar como acceso al velatorio, el parking público de la Plaza del Cristo, porque tal y como dice el Decreto Ley de las actividades mortuorias del Gobierno de Canarias, el acceso de los coches fúnebres ha de ser de uso exclusivo y desde la calle.

En una reciente Rueda de Prensa, el concejal de Urbanismo Santiago Pérez a este respecto indicó que “conjugar los intereses públicos y privados en el caso del acceso por el parking público es bastante más sencillo y viable, a primera vista, que conjugarlo si estuviéramos hablando de autorizar el uso en superficie de esa plaza para esa finalidad. Pero yo estaré a lo que digan los informes técnicos y jurídicos que me remitan los servicios de la Gerencia”, a lo que añadió que “la administración pública está para defender los intereses generales pero no puede verse una voluntad obstruccionista, de algo que en el fondo es poner en funcionamiento una inversión a la que esa empresa tiene derecho”.

Finalmente los portavoces de las Asociaciones de Vecinos asistentes anunciaron al Alcalde y al Concejal de Urbanismo, que habían puesto en conocimiento a la CICOP, de lo que estaba ocurriendo en la Plaza del Cristo, y que ésta última, les había confirmado que iban a iniciar una investigación para estudiar el grado de afectación para la declaración de Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, junto con ICOMOS. Y que no se descartaba iniciar acciones legales en fiscalía para investigar todo el expediente.

Cabe recordar que el actual gobierno municipal se encontró sobre la mesa la licencia ya concedida por sus antecesores y han planteado en diversas ocasiones que el gobierno municipal de Coalición Canaria pudo paralizar la obra con un "instrumento legal”, que era realizar “una modificación del planeamiento y cambiar el uso e indemnizar los derechos de los particulares que se hubieran podido consolidar”. Si embargo, una vez concedida la licencia recuerdan que no se le pudo negar, ya que el proyecto “cumplía con las determinaciones y requisitos del planeamiento vigente”, y tampoco se le puede negar ahora.

Sin embargo, dado que la licencia no lleva aparejado que tenga derecho a usar la plaza con carácter preferente, por el paso continúo de coches fúnebres por la zona, sino que para su utilización requiere de autorización discrecional por parte del Ayuntamiento, el gobierno municipal le plenteó a Memora su intención de no autorizar dicho acceso .

En última instancia Memora ha planteado recientemente al Ayuntamiento la opción de una entrada subterránea a la instalación a través del parking municipal ubicado bajo esta misma plaza, opción que en estos momentos está estudiando la Gerencia.