Log in
Sin imágenes

Nace “Jaira” Feministas del Norte de Tenerife.

  • Published in Sociedad

Este jueves se ha presentado públicamente el nuevo colectivo feminista “Jaira” del norte de Tenerife.

Jaira se define como un grupo de mujeres, un grupo no mixto abierto a mujeres y otras identidades de género disidentes (trans, queers …) enraizadas en el norte de Tenerife, en municipios que van desde la Comarca de Acentejo, pasando por el Valle de La Orotava hasta la Isla Baja.

El colectivo hizo una invitación a más mujeres que quieran sumare a sus actividades y acciones.

En la Rueda de Prensa celebrada este jueves, afirman: "Jaira es un grupo con identidad propia, tanto por ser mujeres de canarias, como por vivir en un lugar de la isla donde lo rural y lo urbano están en simbiosis constante. Nos organizamos de manera asamblearia y como suma de voluntades individuales de manera horizontal. Desde la autogestión e independencia de cualquier institución o partido político, Jaira nace con la voluntad de que todas aquellas acciones que organicemos, sean de participación mixta o no mixta, tengan como fin generar espacios de acción y reflexión en la búsqueda de la transformación de la realidad más cercana en la que vivimos, poniendo de relieve las problemáticas que sufrimos las mujeres, mirándonos también en el espejo del resto de territorios del mundo".

En cuanto a su denominación, recuerdan que en Canarias, “jaira”, entre otros significados según la isla, es una manera de denominar a la cabra. “Estar como una jaira”, es estar como un cabra, en definitiva, estar loca, desequilibrada, emocionalmente enferma. Este adjetivo peyorativo, ha sido utilizado históricamente contra las mujeres para insultarnos, invalidarnos, aislarnos socialmente y restar crédito e importancia a nuestras capacidades, emociones y opiniones. Creemos que ya es hora de reapropiarnos de esta palabra, resignificarla desde lo positivo y utilizarla en favor de nuestra lucha.

"Sí, estamos locas. Afortunadamente, porque estar cuerdas en este sistema, estar cuerdas en medio de este machismo imperante es habernos adaptado, haber asimilado y naturalizado una sociedad asesina y terrorista. Sí, estamos locas. Estamos como cabras. Estamos como baifas y por eso con orgullo nos empoderamos y rompemos el silencio ocupando el espacio público para poner en evidencia a este sistema que nos mata y atenta contra todo lo que tenga vida".