Log in
Sin imágenes

Gil de San Vicente alerta del control de los poderes económicos y políticos a la ciudadanía a través del big data

  • Published in Sociedad

Entrevista a Iñaki Gil de San Vicente en Radio San Borondón

SB-Noticias-Juan Rguez. Bravo.- En entrevista concedida a San Borondón, el pensador Gil de San Vicente hizo un interesante repaso a varios temas que dominan la actualidad española e internacional: el big data, la situación de la justicia en España, las recientes elecciones en Estados Unidos o la reciente resolución del Tribunal de Derechos Humanos europeo sobre Arnaldo Otegi

En su análisis sobre el control a la ciudadanía, Gil de San Vicente recuerda que desde tiempos inmemoriales, todos los gobiernos han considerado que la información es poder: desde la época de los egipcios pasando por la edad media hasta la actualidad se ha considerado que cuanta más información tiene un gobierno, más poder puede acumular.

Destaca en este sentido que, la diferencia con la actualidad es que ahora se puede conocer tanto al enemigo como a todos y cada uno de los propios ciudadanos, con las grandes posibilidades que dan las nuevas tecnologías: "los ciudadanos, a través de Facebook, Instagram, Twitter dan a los poderes económicos y políticos toda la información que a éstos les interesa sin que los propios usuarios de esas redes sociales den autorización", recuerda.

Unos poderes que pueden conocer perfectamente de cada ciudadano desde los asuntos más íntimos hasta sus opciones políticas y religiosas y hábitos de compra. Un aspecto nada menor que señala el analista es que el máximo responsable en el conocimiento y manipulación a través de big data, Paul Manafort, cerebro de la campaña de Donald Trump, ha sido fichado por el partido español de extrema derecha Vox.

"Justicia tardía, justicia inútil"

Sobre la situación de la justicia, trae a colación la sentencia de Séneca: "justicia tardía, justicia inútil", que es lo que, considera, parece estar pasando en el estado español después de conocerse las últimas noticias sobre las resoluciones del Tribunal Supremo sobre quién debe pagar los impuestos de las hipotecas o los varapalos que sufre la justicia españoles por parte de la europea.

Para Iñaki Gil de San Vicente los poderes económicos ya no están utilizando los golpes de estado militares como hasta hace unos años. La sumisión de la judicatura y la oligarquía mediática al poder económico de cada país, detrás de los cuales se encuentra la Casa Blanca, se traduce en lo que se denominan golpes blandos, como los sucedidos en América Latina en Honduras en 2009, 2012 en Paraguay o el más reciente de Brasil.

Gil de San Vicente no se muestra tan optimista con respecto a lo sucedido en las elecciones estadounidenses y la difundida pérdida de poder del actual presidente. Acólitos de Donald Trump han utilizado medios de manipulación incluso religiosas como que Dios ha querido que Trump gane las elecciones. Sin embargo, afortunadamente, destaca que están proliferando en ese país grupos escorados a la izquierda que pueden dar cierta esperanza.