Log in
Sin imágenes

Los profesionales de la comunicación apoyan una subrogación en RTVC

Como paso previo para una Oferta Pública de Empleo

Los profesionales de la comunicación celebran que no haya que lamentar el despido de 220 personas pero le preocupan que otras 90 sean de segunda para el Gobierno

El sindicato insiste en una OPE en la que se bareme la experiencia de las personas trabajadoras de RTVC para optar a un puesto definitivo en RTVC  junto a otras profesionales del sector en condiciones legales “igualdad, capacidad, y mérito”

El sindicato de periodistas advierte que el consejo de Gobierno sólo ha acordado una  “gestión directa” temporal y espera que sea definitiva

La Unión de Profesionales de la Comunicación de Canarias (UPCC) celebra que no haya que lamentar el despido de 220 personas en Radio Televisión Canaria (RTVC) y por ello apoya la subrogación de las trabajadoras siempre y cuando se haga con el objetivo final de lanzar una Oferta Pública de Empleo (OPE) en la que se bareme de forma justa la experiencia de este personal para que pueda competir con profesionales de la comunicación en paro o en situación precaria bajo los principios constitucionales de “igualdad, capacidad y mérito” que requieren los empleos que dependen directamente del sector público. UPCC señala que se trata de una subrogación que se lleva a cabo en una situación de urgencia pero recuerda que dicha urgencia ha sido provocada mediante una mala gestión de RTVC. El sindicato  lamenta que el acuerdo del Consejo de Gobierno no considere la OPE como un “ineludible” futuro y rechaza que se trate a las personas trabajadoras de las subcontratas de la subcontrata de los servicios informativos como ‘de segunda’ al no incluirlas en la subrogación. Para el sindicato de profesiones de la comunicación, esta es una clara consecuencia de lo que provoca la privatización de los informativos pues las personas trabajadoras, de las subcontratas de la subcontrata, ya cobraban menos que sus compañeras y tenían menos derechos laborales. Ahora también son las más perjudicadas por la decisión del Gobierno a solicitud del administrador único.

UPCC considera necesario dejar claro que el Consejo de Gobierno del Gobierno de Canarias (CC) no ha acordado que los informativos de la Radio Televisión Pública de Canarias vayan a ser públicos a partir de ahora sino que “será actuación ineludible” del administrador único la gestión directa de los servicios informativos “hasta tanto se adopte un modelo de gestión definitivo por el Parlamento de Canarias”. Es decir, que la gestión directa que ha solicitado el propio administrador único José Naranjo Sintes para hacer las labores de la subcontrata (argumentando que la concesión termina este día 30) es, de momento, sólo temporal y todavía no existe un acuerdo definitivo para que los servicios informativos sean 100% públicos. Al sindicato de periodistas y profesionales de la comunicación le preocupa que se cante victoria antes de tiempo ya que, como dice el acuerdo del Consejo de Gobierno “el modelo de gestión definitivo” aún no se ha adoptado.

A los Profesionales de la Comunicación también les preocupa que el Consejo de Gobierno no considere tan ‘ineludible’ como asumir una gestión directa (sólo temporal), comenzar a preparar una Oferta Pública de Empleo (OPE) para que no solamente las personas trabajadoras de la subcontrata tengan la oportunidad de acceso a un empleo público sino también todas aquellas personas profesionales del sector. UPCC recuerda que profesionales de la comunicación sufren altas cifras de paro y graves situaciones de precariedad laboral y que el empleo público se rige por los principios constitucionales de igualdad, capacidad y mérito. Que el Consejo de Gobierno haya acordado “la subrogación de los trabajadores” de la empresa privada que gestionaba los servicios informativos, sin acompañar dicho acuerdo de una también “ineludible” Oferta Pública de Empleo, le resulta al sindicato una decisión discriminatoria (como señala numerosa jurisprudencia) ya que demás profesionales de la comunicación no tendrán la misma oportunidad de acceder a un empleo público sin pasar por ningún proceso de selección, más allá de los criterios que haya seguido la empresa privada para su contratación.  Para UPCC, el Consejo de Gobierno debería haber remarcado el carácter de temporalidad (que sí le ha dado, sin embargo, a la gestión directa) en la subrogación de las personas trabajadoras de la subcontrata ya que, dicha subrogación, se debería limitar a la necesidad no sólo para evitar que la señal de RTVC se vaya a negro y continúen las emisiones sino, y sobre todo, para evitar que estas personas pierdan su empleo antes de presentarse a una Oferta Pública de Empleo regida por los principios constitucionales de igualdad, capacidad y mérito. Una capacidad y un mérito el de las personas trabajadoras de la subcontrata que debería ser valorado, justamente, mediante la aplicación de un baremo que reconociera su experiencia pero sin que el porcentaje de puntación fuese tal alto como para mermar las obligadas condiciones igualdad de otras personas profesionales de la comunicación que decidan presentarse a la OPE.

Se da la circunstancia de que, según los propios trabajadores de la subcontrata, la fórmula para la subrogación que ha elegido el administrador único es la de la contratación mediante una de las dos sociedades que conforman el ente público RTVC, la Televisión Pública de Canarias SA (TPCSA), y que esa fórmula es precisamente la misma que siguió el anterior presidente del Consejo Rector para contratar, a dedo, a personal directivo del ente y que tiene recurrida UPCC en los tribunales de justicia. Es necesario remarcar que, una de las pruebas que ha presentado el sindicato es el informe de la Audiencia de Cuentas de Canarias que considera ilegales dichas contrataciones a dedo y que, uno de los miembros de este órgano era José Naranjo Sintes, el actual administrador único de RTVC que ahora reutiliza, según los trabajadores, la misma fórmula que censuró desde la Audiencia de Cuentas.  

El sindicato de periodistas y profesionales de la comunicación ya advirtió a todos los Grupos Políticos del Parlamento de Canarias del peligro que suponía otorgarle a una sola persona, y por Ley, el poder que se habían arrogado tanto Guillermo García como Santiago Negrín, cuyas gestiones de RTVC se encuentran aún judicializadas tras las denuncias de UPCC. El sindicato recuerda que hace tan solo unos días, el nuevo administrador único admitió que estudiaba “tres posibilidades”, la subrogación, la prórroga y la  “contratación desde cero por mérito y capacidad” pero esta última ha sido descartada por una sola persona con el único apoyo de un informe jurídico, externo (como también los tuvieron García y Negrín), y asumida por el Gobierno de Canarias mediante un acuerdo de Consejo, a solicitud de este administrador único.

UPCC espera que esta situación sea temporal y que el Parlamento no sólo opte por una gestión directa definitiva de los servicios informativos sino también por una Oferta Pública de Empleo en que todas las personas profesionales del sector tengan derecho a presentarse en condiciones de igualdad, capacidad y mérito. Además, invita a los Grupos políticos a recapacitar también sobre el decreto del Gobierno de Pedro Sánchez (PSOE) para elegir a las personas integrantes del Consejo de Administración de RTVE mediante concurso público, todo lo contrario a lo que proponen el PSOE canario, por un lado, y CC, PP y ASG, por el otro, en sus propuestas de modificación de la Ley de RTVC que insisten en que sean los grupos políticos quienes los eligen.