Log in
Sin imágenes

CCOO sale en defensa de las acusaciones de presos de TF2 contra los trabajadores

El Sindicato sale al paso de graves acusaciones incluidas en un Escrito para la recogida de firmas y defiende la profesionalidad del equipo técnico del Centro penitenciario. Asimismo asegura que la sección sindical de CCOO viene denunciando desde hace años la masificación, la faclta de personal y en definitiva el deterioro del servicio público del Centro y defiende la profesionalidad del equipo técnico del Centro penitenciario.

En el día 15 de abril de 2018, se ha iniciado en la página web de la organización Change.org  (https://www.change.org/p/secretaria-subdelegaci%C3%B3n-del-gobierno-de-canarias-pedimos-una-investigaci%C3%B3n-de-lo-que-pasa-en-el-centro-penitenciario-de-tenerife-7a54648a-ded1-49c2-8a65-645f68493f2e) una petición de recogida de firmas por parte de un grupo anónimo autodenominado “Presos de Tenerife” para denunciar a la dirección del centro penitenciario de Tenerife y al equipo técnico del módulo de respeto. En ella, se pone en entredicho la profesionalidad de los trabajadores y se vierten acusaciones calumniosas sobre estos empleados públicos penitenciarios.

La sección sindical de CCOO de Instituciones penitenciarias, sale al paso de estas graves acusaciones en defensa de la honorabilidad del personal penitenciario "que cumple correctamente las funciones que tiene asignadas" y que, en esta “petición-denuncia”, se ha puesto en cuestión. Aseguran que este personal realiza el servicio público que tiene encomendado conforme a la legalidad vigente (Reglamento Penitenciario, Ley Orgánica General Penitenciaria, artículo 25.2 de la Constitución Española, Ley de la Función Pública y Convenio Único).

Indican que desde el dindicato llevan años denunciando la masificación y el deterioro del servicio público penitenciario por la política de abandono llevada a cabo por la Secretaría General de II.PP. Esa dejación se refleja en el déficit estructural de personal -en torno a 50 empleados/as en este Centro, y alrededor de 3.200 efectivos en todos los centros no transferidos-, el envejecimiento de la plantilla y la ausencia de una política preventiva sobre riesgos laborales que en el último ejercicio se ha traducido en doce agresiones al personal de este establecimiento.

Una de las reivindicaciones proncipales es la falta de una atención correcta al gran número de enfermos mentales que se encuentran cumpliendo condena puesto que carecemos de unidades psiquiátricas en nuestros centros (la Secretaría General de II.PP tiene cuantificado en un 25 por ciento el número de internos que padecen trastornos mentales).

CCOO informa que ha puesto este escrito en conocimiento de los Servicios Jurídicos de CCOO por si pudiera ser susceptible de haber incurrido en responsabilidades civiles y/o penales.