Log in
Sin imágenes

Los trabajadores de Elecnor se concentran contra el abandono por parte del ayuntamiento de Santa Cruz

Entrevista en Radio San Borondón

SB-Noticias.- Este viernes, los trabajadores que realizan el mantenimiento en el Ayuntamiento de Santa Cruz y en los Colegios, se han concentrado frente al Consistorio para denunciar el abandono al que se están viendo sometidos por parte del gobierno municipal, al que acusan de dejarlos en la cuneta tras décadas de trabajo para la institución.

Rafael Palmes, portavoz sindical de CNT, expuso en Radio San Borondón que hace 4 años, la empresa anterior dejó el contrato de mantenimiento y lo cogió la actual empresa Elecnor, que como primera medida rebajó el sueldo de los empleados un 40 % , todo ello con el vistobueno del propio ayuntamiento. Fueron los trabajadores quienes tuvieron que pelear este abuso, ganándolo en los juzgados por lo que a los dos años les reconocieron su sueldo, pero no la antigüedad. 

Recuerdan que durante los cuatro años en que Elecnor ha asumido el servicio, no sólo ha incumplido con el gobierno municipal con un evidente mal funcionamiento sino de manera flagrante con la plantilla. Es por ello que afirman no entender por qué el Ayuntamiento de Santa Cruz no ha abierto expediente contra la empresa.

En febrero ha finalizado el contrato, a falta de dos años de prórroga, pero la empresa Elecnor renunció a la misma y el ayuntamiento alega que no tiene hecho el pliego, que no saldrá hasta dentro de unos 6 meses.

"Todo esto parece que está pactado entre ellos", afirma el sindicalista. Según relata, Elecnor ha rechazado la continuidad del servicio ofrecida por el consistorio, al menos hasta que se convocara el nuevo concurso, y la única salida que da a sus trece empleados es trasladarlos a Vizcaya, porque según dice, en Tenerife no tiene trabajo para ellos, soluición inviable para los veteranos empleados, alguunos con más de 30 años trabajando para el Ayuntamiento.

Los trabajadores acusan al Concejal del Área, Dámaso Arteaga de desentenderse de los mismos diciendo que las intensiones del Ayuntamiento son mantener el servicio, "sin embargo vemos que no se ha hecho nada por entrar y formar parte de la mesa negociadora ni se ha dirigido escrito alguno a la plantilla, aún sabiendo que el Ayuntamiento podría estar incumpliendo la legislación laboral al tener que hacerse cargo de la plantilla hasta que tenga listo el nuevo pliego, plantilla que lleva, en algunos casos, más de 30 años en el servicio".

Critican finalmente que el ayuntamiento reconozca que es culpable, pero que el pliego no está hecho y puede tardar cinco o seis meses".  Mientras tanto, según expuso Palmes, el servicio lo prestarán pequeñas empresas que el consistorio está contratando, lo cual podría ser ilegal.