Log in
Sin imágenes

«Estamos en la prehistoria de la verdadera democracia internacional»

Entrevista a Esteban Velázquez en Radio San Borondón

SB-Noticias.- Esteban Velázquez, sacerdote jesuita y activista social canario ofreció una interesante entrevista este lunes día 1 de enero en Radio San Borondón.

Velázquez fue hasta el pasado año el  responsable en Nador de la Delegación de Migraciones del Arzobispado de Tánger y prestaba asistencia sanitaria y seguimiento médico de inmigrantes heridos en los saltos de la valla de Melilla o con problemas de salud, que son frecuentes cuando viven en el monte, además de proporcionarles comida, mantas y prendas de abrigo.

Sin embargo en  enero de 2016, las autoridades de la frontera lo obligaron a regresar a Melilla y le impidieron entrar en Marruecos.

Velázquez confiesa que nadie le ha dado aún explicaciones de los motivos de su expulsión “La prensa marroquí dijo que ámbitos cercanos al Gobierno hablaban de tres  motivos, todos ellos falsos” explica. El primer motivo que arguyó Marruecos es el proselitismo religioso, el segundo, ir contra la unidad territorial de Marruecos y tercero ser espía del Servicio Secreto Español (CNI). Sin embargo Esteban Velázquez se reafirma en que el motivo real tiene que ver con su trabajo por los emigrantes, que en esta frontera padecen de un sufrimiento inmenso, sin embargo el jesuita lejos de arrepentirse de esta labor se siente muy satisfecho.

Cabe recordar que el equipo fundado por Velázquez realizaba una importante labor después de que Médicos sin Fronteras hubieran abandonado la zona.

Las migraciones no tiene solución mientras los estados soberanos tengan el poder que tienen

Esteban Velázquez asegura que la emigración es un fenómeno que irá creciendo,  “la emigración es un componente de la historia y de la realidad” y añade que “ante la creciente desigualdad mundial y el acceso a medios que permiten conocer lo que hay en otros sitios, los movimientos de las  personas se irán sucediendo cada vez más”.

Pero Velázquez invita a hacer una reflexión, “las migraciones no tiene solución mientras los Estados soberanos tengan el poder que tienen”. Considera el Jesuíta que es una contradicción que en un mundo tan globalizado, los Estados sean los que deciden que leyes aplicar y como hacerlo, saltándose incluso los derechos humanos. Por ello afirma que “hasta que no exista una verdadera gobernanza mundial, un G193 con más poder que el G8 ó el G20… no hay solución, porque cada gobierno tiene autonomía para oír o desoír las recomendaciones que vienen de las organizaciones supranacionales y humanitarias”.

El ejemplo, según afirma Velázquez, lo hemos visto en Europa, donde a la hora de la verdad cada país ha hecho lo que ha querido respecto a las recomendaciones de la propia Unión Europea. Y en particular recuerda como en España se practican las denominadas “devoluciones en caliente” que son contrarias a la normativa de la UE.

“Estamos en la prehistoria de la verdadera democracia internacional“ afirma, donde no existen tribunales internacionales que sancionen a los países que incumplan los derechos de las personas. Y concluye que “estamos en los pasos de la infancia de la humanidad y la emigarción es una expresión de ello”.