Log in
Sin imágenes

San Juan de la Rambla se adhiere al protocolo contra la violencia de género

SB-Noticias.- La adhesión al protocolo de colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado refuerza acciones para la lucha contra la violencia y el apoyo jurídico y psicosocial a las víctimas. El Ayuntamiento de la Villa de San Juan de la Rambla se adhiere al protocolo de colaboración y coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los cuerpos de Policía Local para la protección de las víctimas de violencia doméstica, tras que la propuesta elevada al Pleno por la alcaldesa Fidela Velázquez fuera aprobada por unanimidad de los grupos participantes.

Gracias a esto, el municipio intensifica la lucha contra la violencia de cualquier tipo y refuerza la protección de las víctimas de violencia de género, con el establecimiento de criterios básicos de colaboración y coordinación que permitan optimizar los recursos humanos y materiales de los cuerpos de seguridad municipales, para garantizar el cumplimiento eficaz de las medidas judiciales de protección de víctimas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 31.2 de la L.O. 1/2004.

La adhesión al protocolo de colaboración viene acompañada por una serie de criterios que guiarán las acciones a seguir tras la detección de un caso de estas características, que a través de la Junta Local de Seguridad como marco competente para establecer las formas y procedimientos, garantiza proporcionar a las víctimas una respuesta policial rápida y eficaz, con la mayor sensibilidad, calidad y eficiencia en la atención y protección de las víctimas, evitando actuaciones que suponen un incremento de la victimización.

Proporcionar información clara y accesible sobre los derechos reconocidos por la Ley Orgánica 1/2004 y los recursos existentes en el ámbito territorial correspondiente, facilitar la transmisión entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y los órganos judiciales de toda la información relevante para la protección de la víctima además de garantizar la coordinación y colaboración policial con los recursos públicos y no gubernamentales dedicados al apoyo jurídico y psicosocial.