Log in
Sin imágenes

Las familias de la polémica torre Los Molinos en La Laguna acusan al ayuntamiento de incumplir los acuerdos

Pedirán la comparecencia de la responsable de Muvisa, Flora Marrero, para que explique las medidas que se van a aplicar para resolver este problema

El portavoz municipal de Unid@s se puede, Rubens Ascanio, mantuvo recientemente un encuentro con algunos vecinos del edificio Los Molinos, procedentes de la antigua urbanización de El Centurión, en el que le trasladaron su malestar por el retraso sine die de la entrega de las llaves, así como por las cantidades que desde Muvisa se les está pidiendo para la tramitación final de la entrega de sus nuevas viviendas.

Se trata de 56 familias que vivían en las viviendas sociales ubicadas en el barrio de Los Molinos-San Honorato y que desde hace años sufren el desalojo de sus casas ante el deficitario mantenimiento que presentaba la construcción. Tras un acuerdo entre las administraciones se optó por la reconstrucción de esas viviendas en una torre de ocho plantas cercana, que suscitó una importante polémica vecinal, ya que venía acompañada de dos torres más próximas a la primera y se cuestionaban los motivos de la no utilización de la parcela libre que quedó tras el derribo de El Centurión.

Ascanio asegura que “los vecinos han recibido con desagrado la noticia de que la entrega de las llaves, que en una reunión en primavera se anunció para el pasado 21 de julio, se va a retrasar varios meses, según las comunicaciones que han recibido”. Además “a cada familia se le piden 1.200 euros iniciales como provisión de fondos para pagar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, las nuevas escrituras, el registro de la propiedad, etc.. una cantidad que deben abonar antes del 24 de julio, lo que supone un serio problema para familias con escasos recursos económicos”.

“Nos preocupa que se marquen fechas que no se cumplen, que se hagan promesas de entrega de las viviendas que generan unas falsas expectativas, mientras no se trata de trabajar con las familias para abordar los pagos pendientes de realizar y colaborar económicamente con los mismos a través de los mecanismos legales existentes, en los casos en los que las condiciones de las unidades familiares lo haga posible”, explica.

Desde la formación lagunera pedirán la comparecencia de la responsable de Muvisa, Flora Marrero, para que explique las medidas que se van a aplicar para resolver este problema, además de temas como las obras necesarias para la puesta en marcha de los ascensores, que también se ha pedido que sea asumidas por las familias. Muestran su preocupación ante la posibilidad real de que “un nuevo retraso por falta de medidas de apoyo a estas familias sin recursos económicos, lo que supondrá que haya que prolongar los alquileres que desde 2011 se están pagando para alojar a las 56 familias, que suponen un coste anual para el Consistorio de unos 240.000 euros”. Ascanio entiende que colaborar con las familias con menos recursos en estos gastos supondrá acelerar la entrega y por tanto ahorrar el coste de los alquileres, además de hacer posible que las oficinas ubicadas en los bajos del edificio también puedan ser ocupadas por instalaciones municipales que actualmente pagan alquileres a empresas privadas, que suponen más de 200.000 euros anuales.