Log in
Sin imágenes

El Roque Aldeano continúa difundiendo su demanda para que El Risco-Agaete se ejecute por emergencia

Durante la concentración de hoy jueves en la avenida de la playa de Las Canteras el Foro Roque Aldeano denunció que los responsables políticos vuelven a marear la perdiz, ahora en torno a la ejecución de las obras de la segunda fase de la carretera de La Aldea entre El Risco y Agaete.

La imposibilidad de desgajar el túnel que atravesará el peligroso macizo de Faneque, anunciada el pasado martes por el Gobierno de Canarias,  contrasta  con  la inviabilidad de invertir los 51.7 millones recogidos en los Presupuestos Generales del Estado de 20017.

El colectivo ciudadano exige que las distintas administraciones y partido políticos  dejen los enfrentamientos interesados  y consensuen una solución que permita a corto plazo acabar con la situación de incertidumbre e aislamiento que sufre La Aldea cada vez que llegan los periodos de lluvia y viento.   

Durante la concentración en la avenida de Las Canteras decenas de personas apoyaron con sus firmas las reivindicaciones de Roque Aldeano  para que la segunda fase El Risco-Agaete sea declarada de interés estratégico o de emergencia con el fin de acortar los plazos de licitación, iniciación y ejecución de las obras. Igualmente que su contratación se lleve a cabo bajo la modalidad de abono total del precio, “método alemán”,  ya utilizado para el anillo insular de Tenerife y el tramo Puerto Rico-Mogán  en Gran Canaria, o cualquier otra solución que permitan a las precitadas Administraciones agilizar la ejecución de tan necesaria infraestructura.

Una vez  más el colectivo ciudadano pudo constatar el hecho de que muchos ciudadanos  creían  que ya está terminada toda la carretera La Aldea-Agaete. Ello ante tantas inauguraciones y despliegues informativos llevados a cabo desde que se iniciaron las obras de la primera fase en julio de 2009.

La asociación aldeana exige a los  Gobiernos de Canarias y España que busquen soluciones urgentes, las que sean,  para acabar los desprendimientos en el peligroso macizo de Faneque.  La Aldea no puede continuar siete u ocho años más viviendo con la incertidumbre de verse con la carretera cerrada cuando llegan los periodos de lluvias. La puesta en servicio de la primera fase La Aldea-El Risco no ha resuelto definitivamente el crónico aislamiento del municipio.