Log in
Sin imágenes

Los medios de comunicación ocultaron la cacerolada del martes en la C/ Génova.

"La corrupción del PP lleva siendo motivo para salir a protestar desde hace mucho, pero el problema es que va en aumento".

"Ya no es ya corrupción, sino una trama mafiosa, con actitudes y forma mafiosas. Sólo hay que ver los últimos mensajes de Ignacio González donde decía que le pegaría tres tiros a un juez", ha dicho Sol Sánchez, coportavoz de IU Madrid y exdiputada en el Congreso. "Esto no se puede consentir en un país democrático, por eso llamo a la gente a tomar las calles y volver a la protestas", ha añadido.

Pablo Padilla, diputado de Podemos en la asamblea de Madrid, también se ha dejado ver entre la multitud no sólo para protestar contra la corrupción, sino también contra el amparo y protección que los corruptos reciben del Estado. "No son sólo los SMS entre Ignacio y los responsables de la Justicia del país, o cuando el anterior ministro del Interior recibió en su despacho a Rodrigo Rato para darle un trato preferente ante la Justicia. Se está destapando un sistema de gobierno basado en la corrupción que involucra al PP con grandes empresarios que durante la crisis han multiplicado sus fortunas mientras nos decían que había que apretarse el cinturón. Ese sistema es el que llevamos años denunciando, ahora en las instituciones y antes desde las calles. Esto es sólo una muestra más del hartazgo de la ciudadanía", ha afirmado el diputado.

Pero no sólo había cargos públicos en la protesta. Marisa, de 66 años, llegó pronto con una sartén y un cazo. "Hay que salir a protestar, por lo menos que nos oigan y les moleste", afirma. Aunque afirma que ya está cansada de tanto protestar contra lo mismo aunque le pongan diferentes nombres. "He protestado contra la Gürtel, contra la Púnica, contra los papeles de Bárcenas... ya no me acuerdo ni del nombre de esta", reconoce. Pero sí recuerda de dónde han robado esta vez. "Es intolerable. No se puede robar en la empresa del agua de los madrileños. Como no han podido privatizar el Canal después de tanto tiempo han querido arruinarlo", lamenta. Lo mismo opina Javi, un madrileño joven que se dedica al mundo del espectáculo. "Es una piedra más al saco de la corrupción. Creo que ese es el mayor problema del país. No sólo el dinero que se llevan sino la cultura del pelotazo. Y lo que es peor, que los votantes del PP parecen no darse por aludidos", ha explicado.