Log in
Sin imágenes

El negociete de las teles en La Candelaria: cada paciente paga al día 3,80 €

  • Published in Sanidad

Entrevista a una afectada en Radio San Borondón

SB-Noticias.- Denuncian el abusivo cobro de 3,80 € al día por el derecho al uso de una televisión por paciente y advierten que van a denunciarlo ante el Servicio Canario de Salud

Pacientes del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria en Tenerife, denuncian que en la actualidad cada paciente que quiera ver la televisión en su habitación, debe abonar al día 3,80 €.

Recientemente, el Hospital ha procedido a cambiar las antiguas televisiones por plasmas, dándose la circunstancia además, de que por cada habitación se instalan dos teles, es decir que ya no se comparten gastos entre los dos pacientes como antes, sino que cada uno debe abonar los 3,80 € al día.

Ani, familiar de un paciente ingresado en el Hospital ha denunciado en Radio San Borondón que se trata de “un robo a mano armada” y rechaza que el Servicio Canario de Salud permita que se maltrate de esta forma a personas que ya van enfermas, con miedo por su proceso, tristes "y lo que necesitan es cariño y una mano amiga, no este robo".

Además, la realidad es que muchos pacientes no se pueden permitir “el lujo” de pagar esta escandalosa cuota diaria, pues en gran medida muchos de los usuarios están en el paro, cobran el salario mínimo o son pensionistas.

El "negocio es redondo"

Si se clacula el número de camas de todo el Centro, alrededor en 1000, con un sencillo cálculo nos salen 3.800 € al día... Un negocio nada desdeñable, si se tiene en cuenta que no implica prácticamente coste alguno más que el propio aparato y el mantenimiento del mismo.

¿Qué empresa ha salido agraciada con este servicio?

Ante esta situación, los pacientes y sus familiares se preguntan: ¿Quién se lleva el beneficio que supone este ‘negociete’? , ¿Por qué un Hospital público no ofrece este servicio gratuito -como en el HUC- pues ya los pacientes pagan a la Seguridad Social?, ¿Y en todo caso por qué se le da este negocio tan lucrativo a una empresa privada y no lo gestiona directamente el SCS?

Debido a esta circunstancia, muchos pacientes se están organizando para denunciar ante el Servicio Canario de Salud esta situación y exigir que paren esta “sinvergonzonería”.