Log in
Sin imágenes

Denuncian que se está vendiendo a las clínicas privadas sangre que donan los usuarios de modo altruista

  • Published in Sanidad

SB-Noticias.- Ante la anunciada como considerable disminución de las reservas de concentrados de hematíes del grupo O+ que ha llevado a posponer las intervenciones quirúrgicas programadas en los hospitales de Canarias, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias (ADSPC) rechaza que el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia venda sangre a las clínicas privadas.

La Asociación considera que no es de recibo que centros privados puros o privados concertados obtengan, en mayor o menor medida, una rentabilidad económica de esa sangre, que compran a una entidad pública y a la que la ciudadanía aporta de modo altruista sus donaciones.

Entienden que, al igual que en los hospitales públicos hay bancos de sangre (que en muchas ocasiones utilizan como argumento para conseguir donaciones el de que hay que hacerlas para los familiares ingresados), de la misma manera los otros centros no públicos deberían tener su propio banco de sangre al que se hicieran igualmente las donaciones correspondientes.

Hasta que no se establezcan criterios acordes con lo señalado, plantean dar prioridad a los hospitales de la sanidad pública, a la hora de la distribución de las reservas de concentrados de hematíes "Sin embargo nos llama la atención que esté planteado el problema en unos hospitales públicos determinados y no tenemos noticia de centros privados afectados", afirman.

Ante la situación actual de suspensión de operaciones por esta crisis de reservas, desde la ADSP advierten "esperamos que no se venda ni un solo concentrado a centros privados" pues es necesario que en la situación actual quede garantizado de modo absolutamente prioritario el funcionamiento del servicio público en detrimento del privado.

Desde la Asociación en defensa de la sanidad pública de Canarias hacen la siguiente reflexión: "en vista del problema planteado, no dejamos de preguntarnos si estamos ante una pésima gestión, ante un elemento más de la campaña de descrédito de la sanidad pública por parte del gobierno de Clavijo para justificar su entrega a la sanidad privada, o de ambas cosas que en la coyuntura actual pueden encajar perfectamente en el plan para el desmantelamiento de la sanidad pública canaria"...  "El siguiente capítulo ya se anuncia con el 'descubrimiento' de una 'nueva dimensión' de las listas de espera que nos hará empalidecer y que, sin dudas, se achacará a la gestión del anterior consejero Jesús Morera".