Log in
Sin imágenes

La nueva gerente del HUC promete suspender la reducción de contratos por baja médica

  • Published in Sanidad

Intersindical Canaria informa que, previsiblemente, esta semana queda en suspenso la medida impuesta por la anterior gerencia del HUC, mediante la que se castigó con una reducción en la duración de los contratos  a los trabajadores temporales que habían sufrido una baja por enfermedad.

Este ha sido el compromiso adelantado por la nueva gerente Marisol Pastor a Intersindical Canaria, en un encuentro celebrado la pasada semana, en la que se plantearon otra relación de asuntos de carácter laboral y asistencial cuya solución había sido paralizada por el anterior gerente y a los que esta organización sindical aguarda solución.

De cumplirse la promesa de Pastor, los contratos de los afectados serían prorrogados y alcanzarían la misma duración que el año anterior.

Desde IC afirman que la inaudita medida, sin precedentes en el ámbito de la sanidad pública, afecta a unos trescientos trabajadores pertenecientes a los grupos profesionales de  Auxiliar de Enfermería, Técnicos de Anatomía Patológica, Personal de cocina y hasta seis especialidades de Facultativos Especialistas de Área, quienes vieron reducidos sus contratos a la mitad de duración, lo que tuvo un gran impacto laboral motivando las protestas reiteradas del personal que se manifestó durante varios días en el edificio donde la dirección del HUC tiene sus oficinas. 

Desde el pasado mes de diciembre, además de promover las movilizaciones, la representación de Intersindical Canaria realizó gestiones al máximo nivel (con el presidente del Gobierno el pasado 27 de diciembre, y luego con el nuevo Consejero de Sanidad a mediados de enero) ante el grave precedente que suponía en la sanidad pública el ejecutar medidas de castigo contra los trabajadores que por encontrarse enfermos tuviesen que ausentarse de forma legal del puesto de trabajo.
 
Recuerda Intersindical Canaria que que, comparativamente, el HUC sufre un déficit de personal respecto a la media del conjunto de la sanidad pública, calculándose en unos 400 efectivos de todos los grupos profesionales los que necesitaría para equipararse a la media del SCS, déficit que reiteradamente Intersindical Canaria ha exigido  sea restituido en forma de contratación.