Log in
Sin imágenes

Ramón Payser: «Quieren cargarse al último resquicio de esperanza en Senegal»

Ramón Payser, experto en Cooperación Internacional, analiza en San Borondón la situación política actual en Senegal, y en particular sobre el líder político Ousmane Sonko, sin duda la figura política que más esperanzas está generando no solo en su país sino en el África Occidental, sobre todo entre la población joven.

Referente de la lucha contra la corrupción en su país y de la lucha por el cambio profundo del actual de sistema, es diputado en la Asamblea Nacional por el partido PASTEF  (Partido Patriotas de Senegal por Trabajo, Ética y Fraternidad).
Payser explica la persecución a la que Ousmane Sonko se ha visto sometido recientemente: “Está siendo perseguido por el gobierno senegalés para desviarlo de su trayectoria polítca, como ya hicieron en su momento con Karim Wade, exministro e hijo del antiguo presidente de Senegal Abdoulaye Wade y con Khalifa Sall, exalcalde de Dakar”.

Afirma el analista que el actual gobierno del presidente Macky Sall ha creado una denuncia falsa contra Ousmane Sonko, que ha sido denunciado por violación y amenazas de muerte, en un amaño en el que – asegura- están involucrados el propio Ministerio del Interior y redes de policía y servicios secretos franceses, en prácticas que recuerdan a los asesinatos de los líderes Lumumba en El Congo y Sankara en Burkina Faso”.

Precisamente, estos días se votará en el Parlamento quitarle la inmunidad que lo protege como diputado electo, lo que lo llevará previsiblemente a una detención y posterior juicio, en una estrategia que persigue eliminarlo de la política senegalesa, en base a la legislación del país que prohíbe de por vida a los condenados judicialmente presentarse a las elecciones.

“Quieren cargarse al último resquicio de esperanza en Senegal”.
Ramón Payser denuncia este hecho y envía un mensaje de solidaridad y apoyo a este político joven que representa la esperanza de un futuro mejor para la población senegalesa y la lucha contra el actual gobierno, que permite el éxodo de su población joven que arriesga su vida en busca de un futuro digno en Europa, a pesar de que Senegal es un país con recursos suficientes para acoger a toda su población.