Log in
Sin imágenes

Sí Podemos Canarias propone al Gobierno regional un Plan Urgente de Soberanía Alimentaria

Francisco Déniz: “Debe haber un apoyo decidido a la producción, elaboración y distribución de alimentos de las Islas”.

El portavoz del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias en el área de Agricultura considera que históricamente las ayudas o subvenciones se han destinado a monocultivos y “la producción a pequeña escala no se apoyó ni se ha visto respaldada” desde el Gobierno autonómico.
“Es necesaria la reorientación clara del REA hacia la producción propia canaria y estudiar la utilización del AIEM para poner aranceles a los productos que, como la papa foránea, compiten con los nuestros”.
El Grupo Parlamentario Si Podemos Canarias asegura que la pandemia del COVID-19 y su consecuente crisis económica y social debe servir para “impulsar y poner en valor” al sector primario mediante un Plan Urgente de Soberanía Alimentaria “que nos aporta valor a nuestra salud, nuestra cultura y nuestro medio ambiente y que, sin embargo, solo supone el 1’23 por ciento en nuestro PIB”.
Durante la comparecencia de la consejera de Agricultura, Alicia Vanoostende, ante la Diputación Permanente este martes, el diputado Francisco Déniz ha insistido en que “hemos asistido a una trayectoria decreciente del grado de autoabastecimiento cuyo determinante principal ha sido el crecimiento de la demanda, no correspondido por una ampliación proporcional de la producción local”.
“Ahora es el momento de diseñar una política seria y comprometida que acabe con la carencia histórica promovida por anteriores gobiernos de apoyo real y efectivo de la producción y comercio de cercanía en nuestras Islas”, ha asegurado.
Para el portavoz parlamentario de Sí Podemos Canarias en Agricultura históricamente las ayudas o subvenciones se han destinado a monocultivos y “la producción a pequeña escala no se apoyó ni se ha visto respaldada” desde el Gobierno autonómico.

Restringir la importación de papas foráneas
En este contexto, considera que “las toneladas de papas de Israel que se impidió desembarcar son solo una anécdota de lo que ha promocionado anteriores gobiernos de Canarias”, pues recuerda que “la cooperativa de Tenerife que importa papa de Israel está subvencionada para promocionar la papa local”, ya que ha recibido en los últimos 5 años 900.000 euros, “según consta en los presupuestos del propio Cabildo”.
“Otras cooperativas no cobran ni un euro. Y cuando se dice que los agricultores isleños no son capaces de cubrir la demanda de papa, está claro que con prácticas como esa que hunden el mercado, ¿a quién le queda ganas de plantar papas?”, ha criticado Déniz.
En este sentido, ha propuesto “imponer de nuevo la restricción de importar papa fe fuera durante el período sensible mientras haya papas del país”, pues considera que esa sería “una apuesta clara por beneficiar de verdad y con rigor a los agricultores, productores y cooperativas que apuestan por la papa de aquí”.
“Es necesaria la reorientación clara del REA hacia la producción propia canaria y estudiar la utilización del AIEM para poner aranceles a los productos que compiten con los nuestros, si así fuera la papa foránea tendría un arancel dependiendo de en qué temporada se importe”, ha asegurado

Empleos de calidad
Por ello, considera que “apostar por el desarrollo de una agricultura local y sostenible, así como por la pesca tradicional, es una inmejorable oportunidad para crear empleos de calidad en nuestro territorio”.
Así, ha propuesto “financiar” la formación de personas desempleadas en materia agroecológica e impulso del cultivo de fincas que se encuentran abandonadas.
“Existen 150.000 hectáreas productibles en toda Canarias de las que solo se cultivan alrededor de 40 mil hectáreas. Hectáreas abandonadas, posiblemente, a la espera de dar un pelotazo urbanístico”, ha denunciado Déniz.
Otras medidas propuestas por Déniz han sido la “regulación de los precios de la tierra para su cultivo, desarrollar “políticas de estabilización de precios de los productos alimenticios importados”, vigilar “el estricto cumplimiento de la normativa de etiquetado” y “atender de una vez por todas al problema del agua”.
También seguir “ampliando la red de mercadillos y otros canales cortos de comercialización, apoyando su funcionamiento”, así como “los ecocomedores, cooperativas y grupos de producción y consumo, las redes de semillas, las escuelas de agroecología, las escuelas de pastoreo o el, programa de venta directa al sector hotelero”.
“Es una necesidad de hoy y de mañana que se apueste decididamente por la producción y comercio de cercanía en nuestras islas, respetuoso con las personas y con el medioambiente”, ha concluido.