Log in
Sin imágenes

NC se activa en el Congreso y en el Parlamento contra la decisión unilateral alauita de ocupar territorio canario

Quevedo exige decisiones a Asuntos Exteriores por apropiarse de las aguas del Sáhara Occidental y Campos llama a la unidad de acción de Canarias

Nueva Canarias (NC), ante la gravedad de los acontecimientos, se ha activado, en el Congreso de los Diputados y en el Parlamento de Canarias; contra la decisión “unilateral” de Marruecos de ocupar territorio canario. El diputado en la Cámara Baja Pedro Quevedo ha exigido decisiones al Ministerio de Asuntos Exteriores ante la ONU, incluida la denuncia por apropiarse de las aguas del Sáhara Occidental. El portavoz parlamentario en el Legislativo y Coordinador Territorial, Luis Campos, ha hecho un llamamiento a la unidad de acción en torno a una resolución u otro tipo de pronunciamiento consensuado entre todos los grupos canarios. Una propuesta paralela a la petición de comparecencia y una pregunta oral al Gobierno de progreso, registradas hoy para pleno, con el fin de explicar las medidas que prevé adoptar el Ejecutivo estatal y canario sobre las dos leyes aprobadas por la cámara de representantes alauita para delimitar su espacio marítimo.
Los nacionalistas progresistas no han dudado al expresar su “más enérgico rechazo” a la decisión unilateral del reino aluita que, aunque “carente” de legalidad, ahonda en la política de “hechos consumados” practicada por el país vecino. De esta manera han expuesto Luis Campos y Pedro Quevedo la “extraordinaria preocupación” suscitada en el seno de NC ante la “conflictiva” decisión de Marruecos, que presenta tres vertientes, “cada cual más alarmante por no respetar” a Canarias, al Estado español y al pueblo saharaui, criticaron.
Se refirieron a las consecuencias geoestratégicas, a las implicaciones económicas derivadas de las importantes reservas de minerales del fondo marino afectado, muy apreciadas en las industria de la tecnología digital; y por la “ocupación, de facto”, de las aguas del Sáhara Occidental.

Pedro Quevedo anunció la formulación de diversas preguntas al Ministerio de Asuntos Exteriores, que se registrarán en el Congreso. El diputado nacionalista cree necesario saber si el Ejecutivo estatal fue informado de las intenciones de la cámara de representantes marroquí. En “cualquier caso”, el congresista considera obligado esclarecer si se tiene conocimiento de la delimitación cartográfica que implica esta decisión, “singularmente” en los referido al archipiélago canario. Quevedo alberga la sospecha de que una “amplia” área del territorio canario puede haber sido incluida por Marruecos en su zona económica exclusiva.
Para Quevedo, tal y como expresa en otro de sus requerimientos a Asuntos Exteriores, España debe emprender acciones ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para “denunciar” la decisión “contraria” a lo establecido en la Convención sobre el Derecho del Mar de Montengo Bay de 1982. Con la misma rotundidad reclamó a Madrid la delimitación “definitiva” de la mediana entre las costas de Canarias y el país alauita y que se denuncie el “nuevo” intento de este país de “apropiarse” de las aguas de los territorios ocupados del Sáhara Occidental.
En paralelo, los diputados en el Parlamento de Canarias han registrado dos iniciativas para pleno. Una comparecencia y una pregunta oral al Ejecutivo para exponer las medidas analizadas en coordinación con la Administración estatal.
No obstante, Luis Campos hizo hincapié en la necesidad de que Canarias mantenga la unidad de acción. El portavoz parlamentario hizo un llamamiento a todos los grupos de la Cámara para que, a través de una resolución o de otro pronunciamiento a considerar por la Mesa y la Junta de Portavoces, el Legislativo adopte una postura común.