Log in
Sin imágenes

«CC usa La Laguna como un cromo, es sarcástico que copie el eslogan de Trump»

Entrevista en Radio San Borondón

Santiago Pérez afirma que la soflama del alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, en la inauguración del local de Coalición Canaria (CC) es un auténtico sarcasmo y la penúltima falta de respeto a la inteligencia de los laguneros y las laguneras.

“El Partido que intentó suprimir al municipio, anexionándolo al de Santa Cruz, pretende ahora representar el papel de adalid y de liderazgo diciendo que La Laguna es lo primero”, dice el Portavoz de XTF-NC en La Laguna.

“Usar un eslogan copiado de Trump, personaje amenazador para la democracia y la paz, diciendo La Laguna es lo primero, es una falta de respeto a los hechos que han protagonizado: convertir al municipio, su Ayuntamiento y su Alcaldía en un cromo, en una carta intercambiable, engañando al PSOE con una maniobra de trileros en la que los socialistas se dejaron embarcar, para impedir que se cumpliera la voluntad de la ciudadanía, que marcó con toda rotundidad cambio político”, indicó.

Pérez señala que a CC “lo único que le importa de La Laguna es ostentar el poder, y encima para sumir al municipio en el retroceso y estancamiento, porque la abrumadora mayoría de la ciudadanía lagunera considera que en estos 4 años La Laguna se ha estancado o ha retrocedido”.

El concejal de XTF-NC añade que “durante estos años de crisis los laguneros hemos pagado con nuestros impuestos, con un gran esfuerzo contributivo, los dispendios y la mala gestión de Oramas y Clavijo. Eso es lo que nos ha impedido dedicar el esfuerzo fiscal a dar respuesta desde el Ayuntamiento a las urgentes necesidades sociales provocadas por la crisis”.

Es además “un auténtico sarcasmo que el Partido que en su día intentó suprimir a La Laguna como municipio, anexionándolo al de Santa Cruz, en un contexto de lucha fraticida entre los canarios, pretenda ahora representar el papel de adalid y de liderazgo en La Laguna”.

Un Partido “que destina para la Alcaldía a personajes que se quedan aquí mientras están en el Gobierno, como Oramas, que vino a La Laguna para desempeñar la Alcaldía sin ganar las elecciones, a pesar de que ni vivía aquí, para marcharse y dejar de ser alcaldesa y vecina desde que vio venir la envergadura de la crisis porque sabía, pero los laguneros no, la bancarrota en la que tenía la Hacienda Municipal”.

Santiago Pérez tiene claro que “a la situación actual hay que responder con un Gobierno que en primer lugar sea la expresión de la voluntad de la ciudadanía lagunera y no un Gobierno en minoría, agazapado en el poder, sumiendo al municipio en el estancamiento o en el retroceso”.

Un Gobierno “que afronte el Plan General de Ordenación (PGO), paralizado estos cuatro años, porque están esperando mejor ocasión para volver a poner sobre la mesa los intereses especulativos que representan y que no son capaces de doblegar porque esos intereses especulativos están por encima de ellos”.

Un Ayuntamiento “que sea capaz de dedicar hasta el último euro a afrontar las necesidades sociales del municipio, recortando drásticamente el gasto superfluo, que a lo largo de este tiempo de crisis sólo en propaganda ha sido de más de un millón de euros al año, esfuerzo de los contribuyentes laguneros dedicado a hacer propaganda de las acciones reales y sobre todo imaginarias del Gobierno”.

Un Gobierno decente que “restablezca la legalidad en La Laguna, donde se ha instaurado el paraíso de la ilegalidad en materia de contratación pública, que es según enseña la experiencia la fuente de todas las corrupciones”.