Log in
Sin imágenes

Podemos denuncia el interés del Gobierno por crear un “organismo público-privado” en Presidencia

Concepción Monzón afirma que “la única administración digital que funciona es la de colocar a dedo a unos pocos en puestos de alta retribución”.

Concepción Monzón, diputada del Grupo Parlamentario Podemos Canarias, ha denunciado este lunes en la sesión de control que la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad está diseñando un organismo público-privado para trasladar competencias” del departamento que dirige José Manuel Barragán.

Un modelo que, según Monzón, “pretende externalizar con servicios y sistemas de colaboración público-privado, lo que llama servicios comunes de la administración pública de la Comunidad Autónoma”.

Según la diputada, varios empleados públicos y sus representantes sindicales “están cuestionando la creación de estas estructuras” al final de la legislatura para poner en marcha un nuevo organismo público privado “que este Gobierno con la sospecha de que se coloquen ciertas personas, tales como personal docente que se encuentra en atribución temporal de funciones, realizando tareas que no son propias de su cuerpo”.

“Es paradójico que dentro de las responsabilidades de transparencia, participación y colaboración ciudadana, se apruebe en Consejo de Gobierno nuevos modelos que no están participados, ni son transparentes ni negociados con los representantes de los trabajadores públicos”, ha asegurado Monzón.

Concretamente, ha preguntado por el hecho de que “se creen áreas de oficinas de modernización con puestos de consultores y ayudantes de consultoría que tengan los niveles más altos, que en principio se quisieran proveer mediante la libre designación, es decir a dedo, cuando hay amplia jurisprudencia al respecto”, mientras que en otras unidades algunos puestos “son declarados a extinguir precisamente por tener niveles altos, como es el caso de la categoría de administrativos.

Concurso a medida

Y aunque es cierto que posteriormente “recapacitaron y cambiaron a concurso para ocuparlos”, Monzón ha insistido en que “se piden méritos que solo unos pocos pueden aportar”,

“Es decir, es un concurso hecho a medida y que finalmente las plazas las ocuparan las mismas personas”, ha espetado a Barragán.

Para la diputada de la formación morada, “mucho se habla de la administración digital, para acercar las instituciones a los ciudadanos”, pero lo cierto es que “la única administración digital que funciona es la de colocar a dedo a unos pocos en los puestos de alta retribución”.

“Necesitamos una Administración profesional e independiente de los poderes políticos, que garantice los servicios públicos de calidad y con servidores públicos que no deban ningún trato de favor”, ha afirmado.

Este proceso irregular ha hecho que, según ha insistido Monzón, “la mayoría de sindicatos se levantara de las mesas de negociación cuando se presentaba la propuesta de creación de estas áreas” en la negociación de las relaciones de puestos de trabajo (RPT).

“Pudiera parecer que después de gobernar 30 años, algunos piensen que la Administración no es de todas y todos y que la eficiencia y la independencia para el desarrollo de las funciones no debe primar ante la elección de forma discrecional de quienes deben garantizar la prestación de servicios en igualdad de condiciones”, ha asegurado.

Sobre todo, según Monzón, teniendo en cuenta que existen 2.500 puestos vacantes, “que impiden que se puedan desarrollar las funciones con la calidad que merece la gente de Canarias”.