Log in
Sin imágenes

La justicia reafirma la nefasta gestión financiera con la swaps del Cabildo de Tenerife

Podemos exige a Carlos Alonso que asuma responsabilidades por la nefasta operación financiera del Cabildo

Fernando Sabaté afirma que la incompetencia de Carlos Alonso y Ricardo Melchior supone que tendremos que pagar 46 millones de euros por jugar con el dinero de la población tinerfeña.

Una sentencia de la Audiencia Provincial desestima el recurso de apelación presentado por el Cabildo frente a la sentencia dictada por el juzgado de Primera Instancia de Santa Cruz de Tenerife del 19 de abril de 2017. En esta última resolución  judicial se  vuelve a “tirar por tierra” la pretensión del gobierno insular de anular los conocidos SWAPs. Podemos destaca que desde hace siete años esta institución está pagando unas cantidades desorbitadas por esas permutas financieras que pretendían cubrir la subida de tipos de interés de operaciones de crédito firmadas con diversas entidades bancarias por valor de 188 millones de euros.

El portavoz del grupo de Podemos en el Cabildo de Tenerife, Fernando Sabaté, afirma que “esos SWAPs se firmaron en unas condiciones totalmente perjudiciales para el Cabildo de Tenerife, y así tenemos que se está pagando en la actualidad, y desde 2011, un tipo fijo del 4,26 por ciento de interés, en una época en la que los intereses financieros han estado por debajo del uno por ciento”.

Sabaté, informa que las millonarias operaciones financieras de alto riesgo del tipo SWAP contratadas por el gobierno insular de Coalición Canaria en el año 2010, “nos obligan a todas las personas de Tenerife a pagar unos intereses millonarios de unos créditos sin estar vinculados a préstamo alguno”, hecho que justifica señalando que aquellos préstamos tuvieron que ser amortizados por otra sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que obligó a ello, lo que supone otra nefasta consecuencia del equipo de gobierno insular que contrató préstamos bancarios contraviniendo la normativa sobre estabilidad presupuestaria; por eso ahora estaremos pagando estos SWAPS sin estar vinculados a préstamo alguno”.

El consejero de la formación morada señala de manera gráfica que “los mandatarios del Cabildo se fueron al Casino, jugaron al Black Jack y perdieron; pero perdieron jugando con el dinero de la gente de Tenerife. Todo esta actuación viene a confirmar la nefasta gestión de los recursos públicos que hace Coalición Canaria, mostrándose como unos pésimos gestores.” Por esa razón, Podemos exige la asunción clara de responsabilidades políticas y las dimisiones que procedan: “dilapidar 40 millones de euros no puede pasarse por alto”.

Por último Sabaté afirma que, “desde que nuestro grupo sacó a la luz el asunto de  los SWAPs Carlos Alonso no ha afrontado con valentía y firmeza política un problema que ha supuesto y seguirá suponiendo un grave quebranto económico para la ciudadanía. Ha actuado protegiéndose de este escándalo financiero y cubriéndole las espaldas a los miembros de su partido político, de forma particular a su antecesor, Ricardo Melchior, que es el principal responsable político, pero no el único, de la peor operación financiera de la historia del Cabildo”.