Log in
Sin imágenes

Podemos Canarias aboga por crear un centro de tecnificación deportiva para la lucha canaria y otros deportes tradicionales

Francisco Déniz  afirma que  “como profesor universitario he tenido varios deportistas de alto nivel, que se benefician de dicho certificado, jugadores de baloncesto y de fútbol de primera división, y la pregunta es ¿por qué nuestros luchadores que son universitarios y puntales no pueden acceder a este tipo de certificados en igualdad de condiciones que los otros?”

La formación morada presenta enmiendas para que la Ley del Deporte “regule la situación de las mujeres deportistas profesionales”.

Francisco Déniz, diputado del Grupo Parlamentario Podemos Canarias, ha presentado varias enmiendas a la Ley del Deporte para que el Gobierno en minoría que preside el nacionalista Fernando Clavijo ponga en marcha “un centro de tecnificación deportiva, exclusivo para nuestros deportes autóctonos y juegos tradicionales”.

“Hay centros de tecnificación deportiva de vóley-playa, halterofilia, que están muy bien y hay que seguir apoyando, pero no hay uno de lucha canaria, y de ahí la desesperación de muchos luchadores, que están cansados de que el Gobierno defienda solo con palabras nuestras peculiaridades”, insiste Déniz.

Asimismo, Déniz ha presentado propuestas para que la Ley “incluya la lucha canaria en un listado de deportes de alto nivel y alto rendimiento” con el fin de que “nuestros luchadores puedan beneficiarse en cuestiones de formación educativa, inserción laboral y otras cuestiones que se derivan de la obtención de los certificados DAN y DAR que sólo existe para los deportes estandar o reconocidos por el Consejo Superior de Deportes” (CSD), que no reconoce como tal al deporte vernáculo canario.

“Si el CSD no nos reconoce la lucha como deporte, pues otorguemos certificados para nuestros luchadores para beneficios en nuestra Comunidad Autónoma, al igual que Navarra los otorga a sus jugadores de pelota, pelota vasca y deportes rurales”, insiste Déniz.

Luchadores de alto nivel

Déniz  afirma que  “como profesor universitario he tenido varios deportistas de alto nivel, que se benefician de dicho certificado, jugadores de baloncesto y de fútbol de primera división, y la pregunta es ¿por qué nuestros luchadores que son universitarios y puntales no pueden acceder a este tipo de certificados en igualdad de condiciones que los otros?”

El diputado también se cuestiona “por qué no se reconoce para la lucha canaria este tipo de beneficios, ni hay una normativa autonómica aunque sea, en espera del reconocimiento oficial del Estado a nuestro deporte vernáculo, de los beneficios de ser un deportista de alto nivel”.

Para el diputado de la formación morada, “el perfil de nuestros luchadores, al igual que el de la generalidad de pueblo canario, ha variado con los años, y es necesario adaptar la normativa a las nuevas exigencias de nuestros deportistas”.

Regular la situación de las deportistas profesionales

Déniz también incide en que las modificaciones presentadas al texto por parte del Grupo Parlamentario Podemos Canarias se encaminan a “conseguir una ley igualitaria que regule la situación de las mujeres deportistas profesionales”.

En este sentido, insiste en que el texto presentado por el Gobierno “no especifica que se obligue a cumplir, por ejemplo, la paridad en directivas o federaciones, ni tampoco prevé sanciones para el incumplimiento”.

“La igualdad no es un asunto exclusivo de las mujeres, afecta a toda la sociedad  y, por lo tanto, debemos afrontarlo desde las instituciones y tenemos que hacer todo lo posible para que el deporte de carácter competitivo deje de ser desigual, no solo en la actividad física, sino en el alto rendimiento, pues podemos contribuir a crear referentes para las niñas”, afirma.

Por último,  Déniz incluye en sus enmiendas que “deberá recogerse por ley la prioridad y preferencia que deben tener en los medios de comunicación de ámbito público canario la difusión de nuestros deportes autóctonos y tradicionales”.

“Los deportes autóctonos y tradicionales deben tener un tiempo adecuado de difusión y preferencia en las emisiones y programaciones deportivas del ente público Radio Televisión Canaria”, concluye.