Log in
Sin imágenes

Denuncian los contenidos militares en los currículos escolares

La organización política Unidad del Pueblo exige la retirada inmediata de estos materiales antieducativos y exhorta a las administraciones educativas autonómicas y a los centros educativos a que los rechacen de manera decidida

UP ha mostrado su preocupación por la anunciada introducción, por parte del del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, de contenidos militares en los currículos escolares. De hecho, el Ministerio ya ha elaborado el proyecto “Conocimiento de la Seguridad y la Defensa Nacional en los centros educativos (Educación Primaria)”, con el fin de que forme parte del currículo de Primaria y, próximamente, del de la ESO, con lo que pasará a formar parte de los contenidos que el alumnado de esa etapa educativa deba trabajar”.

Por ello advierten de que elementos como armas, himnos, banderas, o conceptos como jerarquía, obediencia, disciplina, unidad de España... son los valores que "el Gobierno reaccionario del Partido Popular quiere introducir en las aulas" y que recogen los materiales curriculares editados por los ministerios de Educación y Defensa en 2017, de libre descarga en la web de Ministerio de Educación.

Afirmaciones como que las armas del Ejército “tienen una gran importancia porque son depositarias de valores tradicionales y constituyen la expresión del modo de ser, sentir y vivir la continuación de sus componentes”, son parte de esos materiales para Educación Primaria que han elaborado los ministerios implicados y con los que pretende “fomentar la cultura y la conciencia de la defensa”, como indica la introducción de Proyecto conocimiento de la seguridad y la defensa en los centros educativos. Materias curriculares. Educación primaria, un documento de 240 páginas que serviría como referencia para esta asignatura que el Gobierno pretende impartir para “promover el conocimiento y sensibilización de los jóvenes escolares sobre los temas relacionados con la paz, la seguridad y la defensa”.

Ya desde 2015 comenzó a iniciarse el proceso de promoción de las Fuerzas Armadas entre niños de 6 a 12 años, entonces, los ministerios de Defensa y Educación firmaron un acuerdo que se basa en un supuesto “consenso social” sobre la necesidad de transmitir a niños aspectos relacionados sobre la seguridad y la defensa.

Recuerdan desde Unidad del Pueblo que la Constitución Española establece en el artículo 27.2 que «La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales».

Sin embargo la ministra de Defensa María Dolores de Cospedal ya ha firmado un convenio con la patronal ACADE para que este “adoctrinamiento sea impartido en los centros privados”. “Este primer paso, que ahora quieren extender a los centros concertados y a los públicos, se completa con un plan formativo para el profesorado e implementa medios para que el alumnado pueda conocer presencialmente las tareas de los Ejércitos y la Armada.

UNIDAD DEL PUEBLO, expresa su más firme rechazo a que el propio Ministerio de Educación establezca como finalidad que ‘se difunda en los centros escolares de Educación Primaria y Educación Secundaria, la cultura de defensa y los valores asociados a ella,  parece, como poco, forzado, si no en clara contradicción con uno de los pilares fundamentales de la educación, como es la formación en el alumnado de actitudes que favorezcan la participación democrática, el espíritu crítico y los valores de la paz.

"Nos inquieta el interés particular que pueda tener incluir estos contenidos y nos lleva a pensar más en propaganda e intereses políticos partidistas que en el bien del alumnado. Y, sobre todo, porque creemos que los valores que nos harán ser mejores ciudadanos son la confianza, la empatía, la cooperación (sin armas), y aquella educación que nos permita ver al otro como un igual. Y es que en esta comunidad global cada vez cobran más fuerza las relaciones sociales y la capacidad colectiva de crear soluciones comunes a problemas comunes y globales. Habilidades, actitudes y valores que sí consideramos propios de la asignatura de Valores Sociales y Cívicos y deberían fomentarse en la escuela", indican desde la organización política.

Consideran que aseverar que ‘los flujos migratorios se han transformado en un fenómeno con implicaciones para la política de seguridad’, según aparece en la unidad 5 de Primaria, supone –como ha denunciado Save The Children- reforzar ‘estereotipos que llevan a la xenofobia y al rechazo al diferente’. Y añaden que "xenofobia y colonialismo casposo rezuma también el himno que se pretende cante el alumnado, La Banderita, canción creada para la Guerra del Norte de Àfrica en 1917. La recentralización y militarismo constituyen el núcleo de este proyecto patriotero”.

Por último UP manifiesta que nuestra sociedad tiene una legitimación de orden histórico, porque en el Referéndum del 12 de marzo de 1986 votó NO a la OTAN, porque ha demostrado siempre determinación contra la guerra, como las multitudinarias manifestaciones contra la Guerra en Iraq y porque Canarias es antimilitarista y quiere ser un pueblo de Paz y en Paz, cuestión que no es muy difícil de entender, ya que con las herramientas de la guerra no se puede construir la Paz. Legitimación que nos permite reivindicar para nuestra tierra un Estatuto Internacional  de Neutralidad, con una declaración formal del Archipiélago Canario como territorio neutral, según los términos del derecho internacional público, derecho que debería estar recogido en todas las leyes, Estatutos o Constituciones que le afecten.