Log in
Sin imágenes

Podemos exige al Gobierno de Clavijo que “incremente las pensiones hasta el SMI” mientras no las aumente el gabinete de Rajoy

Noemí Santana afirma que “solo pedimos algo tan revolucionario como es que se cumpla la Constitución”.

Manuel Marrero: “el gabinete canario tiene dinero suficiente, con un superávit de 295 millones de euros que puede ser invertido en las necesidades de la gente”.
 
El Grupo Parlamentario Podemos Canarias ha conminado al Gobierno en minoría que preside el nacionalista Fernando Clavijo a “complementar la cuantía de las pensiones no contributivas, tanto en su modalidad de invalidez como de jubilación, hasta el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) vigente en cada momento y en la medida en que el Gobierno del Estado no haya incrementado la cuantía de tales pensiones hasta alcanzar dicho indicador”.

Así lo ha asegurado la secretaria general y portavoz parlamentaria de la formación morada, Noemí Santana, que ha recordado que Canarias es la Comunidad Autónoma con mayor proporción de pensionistas por debajo del umbral de la pobreza, un 40,6 por ciento, que en el caso de las mujeres asciende hasta el 57,5 por ciento según el informe de los Técnicos del Ministerio de Hacienda.

“De ahí que pidamos la implicación del Gobierno regional, y que no nos diga que esto es solo competencia estatal ni que es culpa del modelo productivo, pues con voluntad política podemos generar cambios que beneficien a la mayoría social”, ha afirmado Santana.

En este sentido, el diputado Manuel Marrero, que será el encargado de defender la propuesta en la próxima sesión plenaria del Parlamento regional, afirmó que el gabinete de Clavijo “tiene dinero suficiente, con un superávit de 295 millones de euros que puede ser invertido en las necesidades de la gente”.

Asimismo, la iniciativa de la formación morada implica al Gobierno que preside Mariano Rajoy,  al pedir que incremente  las pensiones, tanto las pensiones mínimas como las pensiones no contributivas, hasta alcanzar el SMI y derogue el factor de sostenibilidad, que según Marrero es “una fórmula de empobrecimiento más difícil de entender que el recibo de la luz, hecha por expertos con la única finalidad de empobrecer a los pensionistas del futuro”.

Además, se insta a producir las reformas de las modificaciones del sistema de pensiones llevadas a cabo tanto por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2011 como por el de Rajoy en 2013, pues ambas supusieron una importante reducción de las cuantías de las pensiones.

Petición revolucionaria

“Solo pedimos algo tan revolucionario como es que se cumpla la Constitución y tener unas pensiones dignas ahora y en el futuro para que nuestras personas mayores tengan un mínimo de calidad de vida”, insistió Santana.

Al respecto, hay que recordar que el artículo 50 constitucional afirma literalmente “los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”.

Podemos Canarias también defiende en la iniciativa mejorar el mercado laboral para que se cotice por las horas reales de trabajo, así como por las horas extra, eliminar prácticas abusivas que dan lugar a situaciones de infracotización, como atribuir a los trabajadores categorías profesionales inferiores a las que corresponderían por el trabajo realizado.

Asimismo, se exige una mayor inspección de la economía sumergida, especialmente del uso abusivo del contrato a tiempo parcial para enmascarar jornadas a tiempo completo, dando lugar a un deterioro de los derechos de los trabajadores y causando un grave perjuicio a los ingresos de la Seguridad Social.

Según datos de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social, hasta el 40 por ciento de los contratos concertados a tiempo parcial podrían ocultar un fraude en la jornada laboral de los trabajadores. Y recursos para ello, claro.

Por último, la formación morada insta a promover el relevo generacional, pues el sistema de pensiones es un sistema basado en la solidaridad intergeneracional, aumentando los salarios y los empleos dignos y de calidad, pues mejorar las condiciones de empleo es mejorar la sostenibilidad del sistema de pensiones.

Todo ello con el objetivo de caminar hacia un nuevo modelo productivo que afronte mejor los retos del sistema de pensiones, toda vez que no se puede construir “un futuro sin esperanza”.