Log in
Sin imágenes

IUC denuncia que CC no es un partido democrático

Ramón Trujillo, coordinador de Izquierda Unida Canaria (IUC), afirma que Coalición Canaria no quiere cambiar el sistema electoral canario “sencillamente porque no son demócratas”. El portavoz de IUC considera que “no se es demócrata cuando se niega la igualdad de los canarios ante las urnas, se le prohibe al pueblo canario presentar iniciativas legislativas populares para democratizar el Archipiélago y se mantiene un sistema que le da la victoria a la tercera fuerza en votos”.

Trujillo señala que a Coalición Canaria le escandalizara que lo que le hacen a Canarias se hiciera en toda España. CC rechazaría, por ejemplo, que Unidos Podemos hubiera ganado las últimas elecciones generales siendo tercera fuerza en votos, como ocurriría en Canarias. También rechazaría CC que Andalucía tuviera el 50% del Congreso de los Diputados, 175 escaños en vez de 61, con el 18% de la población, por tener la mayor cantidad de población pobre de España. En Canarias el 18% de la población está representada por el 50% del Parlamento. CC no aceptaría para España la cacicada que impone en Canarias. Tampoco aceptaría barreras electorales del 6% del voto estatal y del 30% del voto autonómico.

El portavoz de IUC afirma que a Canarias le ha ido muy mal con su ley electoral “porque ha blindado intereses económicos que hacen que estemos entre las cuatro o cinco regiones europeas con más desempleo, aunque hay 150 regiones más pobres”.

Trujillo señala que “ser demócrata implica reconocer la igual valía de cada ser humano y el igual valor de cada voto para influir por igual en los asuntos comunes”. Sin embargo, “esto es algo que desprecia la cultura autoritaria de Coalición Canaria cuando sustituye la representación de personas por la arbitraria representación de kilómetros cuadrados. El secreto del sistema electoral de Coalición Canaria consiste en enfrentar a la ciudadanía canaria en función de insularismos provincianos mientras se vive con los peores indicadores sociales de todo el Estado”.

Por último, desde IUC se afirma que mejor es “una mala reforma electoral que ninguna” y se lamenta que el Partido Popular impida democratizar Canarias a través de la reforma estatutaria para seguir beneficiándose del sistema menos democrático del mundo.