Log in
Sin imágenes

«El éxito del sindicalismo vasco es fruto del papel pactista de CCOO y UGT»

Entrevista a Niko Moreno en Radio San Borondón

SB-Noticias.- Niko Moreno, exalcalde de Elorrio y responsable institucional de Sortu en Bizkaia, ofreció este lunes un interesante análisis sobre varios aspectos, por una parte habló de la actualidad política en Cataluña. También hizo un repaso por las claves que explican por qué la economía vasca ocupa el primer lugar de todo el Estado,  donde  la economía social ha jugado un papel fundamental.

Moreno también expuso la situación del sindicalismo, que en el país vasco está liderado por las centrales sindicales vascas ELA y LAB, frente a UGT y CCOO que abanderan el sindicalismo en el resto del Estado.


El motivo, según su criterio, es que las centrales sindicales españolas se han mostrado dóciles y pactistas, no han dudado en pactar las reformas laborales con el gobierno español y no se han situado de manera clara en defensa de los derechos de los trabajadores. Eso ha hecho que los sindicatos vascos -con fuerte componente de país-  hayan acaparado la mayoría de  los votos de los trabajadores. Para ello, recuerda Moreno, también han invertido muchísimas horas a acompañar y a luchar junto con los trabajadores en los múltiples conflictos y en las reivindicaciones en las calles.

Para Niko Moreno, “CCOO y UGT en sus últimos años han sido pactistas y han estado más centrados en promover alguna huelga general sin contenido, que en la defensa a ultranza de las luchas laborales”. Y añade que esa falta de conciencia de clase y un trabajo sindical dirigido más a generar satisfacciones con el empresariado que a la defensa firme de la clase trabajadora, son las claves del éxito del sindicalismo vasco.

No se puede entender la realidad social vasca sin la fuerte conciencia cultural

Destaca por otra parte el político vasco, la importancia de esa fuerte conciencia de país en el componente cultural, no en el sentido étnico o racista, sino la importancia de la cultura a la hora de crear comunidad: “No se entendería la realidad social vasca – afirma- sin estos fenómenos culturales como Elkarlanean y Tzalaparta ...(entre otros muchos), que son parte del orgullo de país, pero no un orgullo supremacista o exclusivista, sino como parte de la cultura universal”.

Señala además, que, ese fuerte componente ha permitido que la cultura vasca, siendo pequeña en el sentido de que son una comunidad pequeña, sin embargo al industria cultural ha sabido unir conciencia de país y conciencia cultural para generar experiencias muy importantes a nivel mundial.