Log in
Sin imágenes

«El mayo del 68 fue una auténtica revolución que el capitalismo logró ocultar y reducir a un pecado de juventud»

Entrevista a Iñaki Gil de San Vicente en Radio San Borondón

SB-Noticias.- El prestigioso politólogo y activista vasco Iñaki Gil de San Vicente, hizo en Radio San Borondón un profundo análisis de algunos hitos de la historia reciente, como el Mayo del 68 francés, el asesinato de Martin Luther King, las movilizaciones obreras en Gran Bretaña, la Revolución de los Claveles en Portugal, la pérdida del bloque socialista por el desmoronamiento de la URSS o el más reciente fracaso del bloque de las naciones emergente (BRICS). También comentó el papel de la monarquía española y el discurso del Rey Felipe con motivo de la Pascua Militar.


Sobre el Mayo del 68, cuyo cincuenta aniversario se celebra este año, aseguró que supuso una auténtica ruptura revolucionaria contra el sistema capitalista, con grandes hitos alcanzados como huelgas de más de 10 millones de trabajadores. Sin embargo, analiza Gil de San Vicente, que el verdadero logro del capitalismo fue convencer de que  el “mayo del 68” fue tan sólo “un sarampión juvenil”, una simple y pasajera movilización estudiantil.

Considera que el capitalismo logró aislar al movimiento de contestación juvenil estudiantil de sus conexiones con el movimiento obrero y popular y afirma que "En esta respuesta del capitalismo, jugaron un papel fundamental el reformismo y los partidos socialistas y comunista oficiales con el eurocomunismo. Y a continuación, el denominado monetarismo y neoliberalismo, reprimiendo las movilizaciones estudiantiles y obreras, negociando  con parte del movimiento obrero, concediendo algunas mejoras y evitando que estallaran revoluciones como la portuguesa…".

Hace el analista especial énfasis en las consecuencias del Neoliberalismo, que surje con dos acontecimientos históricos: con Pinochet en Chile y con la política monetarista en Alemania.

“El objetivo último del neolibearlismo -afirma- era liquidar la posibilidad de una oleada revolucionaria ya que el estado del bienestar no podía seguir garantizando el control de la clase obrera”. Y añade que fue una auténtica guerra social aplicada sistemáticamente .