Log in
Sin imágenes

Bélgica “estudiará” la orden de detención antes de enviarla al juez

La posible interposición de recursos podría retrasar cualquier entrega hasta 60 días, 90 en circunstancias excepcionales.

La Fiscalía federal belga ya recibió la euroorden emitida por las autoridades españolas contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y de sus cuatro exconsellers. Según explicaron fuentes judiciales a la agencia, la estudiará y que será más adelante cuando se le envíe el documento a un juez.

Según explicó ayer el ministro de Justicia belga, Koen Geens, las Ordenes Europeas de Detención se pueden emitir para hechos punibles con al menos un año de prisión en el estado de emisión, en este caso España. En el proceso judicial no intervienen los poderes políticos y todo se haría  por contactos directos entre las autoridades judiciales.

Si se tramita la orden, Puigdemont y sus consellers serían privados de libertad y serían puestos ante un juez de instrucción en un plazo de 24 horas, que sería el que decide si siguen detenidos.

Si los reclamados aceptasen su entrega a España, ésta se haría sin más complicaciones, pero, de lo contrario (hipótesis que ha apuntado el representante legal del president cesado), la decisión corresponde a la Cámara del Consejo de Bruselas, que dispone de un plazo de quince días. Su decisión es recurrible en apelación (con lo que se abriría un nuevo plazo de quince días) y en último caso ante la Corte de Casación, que dispondría del mismo tiempo para resolver.

La Fiscalía de Bélgica tendrá primero que traducir la citada Orden Europea de Detención y Entrega (OED) a uno de los idiomas oficiales del país (francés, neerlandés o alemán) y remitirla después al juez de instrucción belga.