Log in
Sin imágenes

Santiago Pérez acusa a Gobierno y Cabildo de faltar a la inteligencia de los canarios con las microalgas

Entrevista en Radio San Borondón

SB-Noticias.- Santiago Pérez expresó en Radio San Borondón su preocupación ante un fenómeno que se ha generalizado y su disgusto por la actitud del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Tenerife.

Entiende que ambas administraciones han estado desde el primer momento tratando de que no se asocie este fenómeno con la existencia de los vertidos de aguas residuales no tratadas al litoral y por eso afirma que han llegado a dar explicaciones absurdas, faltando de respeto a la inteligencia de los canarios, actitud que -asegura- ha caracterizado a los sucesivos gobiernos de ATI-CC.

Acusa al Gobierno de Canarias de estar desaparecido durante la crisis que ha causado este fenómeno  y cuando salen a informar a la opinión pública en una Rueda de prensa, mandan a una delegación “de tercer nivel”, integrada por cargos intermedios y directores generales, pero sin dar la cara el Presidente o los Consejeros, como la situación de alarma creada exigía.

Para Santiago Pérez, esta delegación que habló en representación del Gobierno, se permitió decir que este fenómeno no tiene  nada que ver con los vertidos, “reconocen que está desencadenado por la existencia de unos nutrientes que no tienen nada que ver con los vertidos, sino con las sustancias que transporta la calima... Y como prueba indican que si tuvieran relación directa con los vertidos, esta situación  la viviríamos todos los años”... Y añade Santiago Pérez que la respuesta a este planteamiento la daría hasta un niño pues si, como aseguran el origen son los nutrientes de la calima, también tendríamos microalgas todos los años,  porque en Canarias hay calima todos los años.

Por otra parte, también se muestra muy crítico con el Presidente del Cabildo de Tenerife, de quien afirma que transmite como un papagayo la consigna oficial, pero “por si acaso” echa la culpa de los vertidos al mar a los ayuntamientos “porque no han cumplido sus competencias de gestión”.

Asegura Santiago Pérez que Carlos Alonso pretende ocultar un dato evidente: que los Cabildos tienen las competencias fundamentales en materia del ciclo hidrológico de la gestión de las aguas, desde el decreto 158 del año 1994, por el que se desarrolló la ley canaria de aguas, según la cual, la competencia corresponde a los cabildos.

Recuerda, asimismo que este decreto impone al Cabildo  la responsabilidad de velar por la calidad de  las aguas, frente a los organismos que desarrollan actividades relacionadas con las aguas residuales y le atribuye el deber de fomentar mancomunidades o consorcios para la gestión de las aguas, porque el sistema hidrológico está articulado a través de comarcas.

“Por tanto -concluye- si el Cabildo no ha cumplido con esa responsabilidad, todos estos años la culpa es suya, no de los ayuntmientos, como pretende ocultar Carlos Alonso”.