Log in
Sin imágenes

XTF-NC considera inexplicable que el Gobierno lagunero se niegue a regular el uso de los aparcamientos de La Barranquera

SB-Noticias.- El portavoz adjunto de XTF-NC, Juan Luis Herrera, considera inexplicable que el Gobierno de La Laguna se niegue a regularizar el uso de los aparcamientos que el Cabildo de Tenerife ha habilitado en La Barranquera (Valle de Guerra). Se trata de un espacio, propiedad de la Corporación Insular, en el que la asociación Idafe realiza desde hace varios años distintas actividades durante los meses de verano, sin que exista ningún tipo de autorización para ello.

Según Herrera, el Gobierno de La Laguna debería de firmar un convenio con el Cabildo para la cesión de esta propiedad y regular posteriormente la utilización de la misma, para evitar, como está ocurriendo hasta la fecha, que sea de uso exclusivo de una asociación que ni siquiera realiza los trámites legalmente pertinentes ante la administración competente, mientras el Ayuntamiento mira para otro lado.

“Estamos hablando de respetar la legalidad, pero sobre todo de la igualdad de oportunidades para todas las asociaciones y colectivos de la zona a la hora de ceder cualquier tipo de propiedad pública, máxime cuando su utilización tiene además un componente lucrativo, pues se instalan quioscos de venta con comidas y bebidas”, señala Juan Luis Herrera.

El concejal de XTF-NC indica, además, que el Ayuntamiento se implica en estas actividades aportando personal e instalaciones públicas como escenarios o baños, algo que debería de hacer con todas las actividades que demandase cualquier otra asociación en ese mismo espacio, por lo que resulta imprescindible hacerlo dentro de la legalidad y por tanto que esté regulado.

Asimismo,  recuerda que el Pleno de la Corporación acaba de aprobar un acuerdo para que se garantice el cumplimiento de la legalidad en cualquier evento en el que participen menores, lo que debería obligar aún más a que el desarrollo de este tipo de actividades estuviera perfectamente regulado.

El edil sentencia que “no se trata de ir en contra de nadie sino de velar por el cumplimiento de las normas por parte del Ayuntamiento para evitar que se vulneren los derechos de otros colectivos y asociaciones, al tiempo que resalta que “más bien parece que este Gobierno es el que prefiere actuar al margen de la ley para beneficio de algunos”.