Log in
Sin imágenes

NC pregunta a Rajoy si es partidario de modificar el “injusto” sistema electoral canario

SB-Noticias.- El diputado de Nueva Canarias (NC) en el Congreso Pedro Quevedo, integrado en el grupo Mixto, preguntará al presidente del Gobierno del PP, Mariano Rajoy, si considera que, en este momento en que se tramita la reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias, considera que es la ·oportunidad para modificar el injusto y antidemocrático” sistema electoral canario. La pregunta, con respuesta oral en el pleno, será formulada en la sesión que se celebrará el próximo miércoles en la Cámara Baja.

El sistema electoral canario, que nace con el primer Estatuto de Autonomía, es el más desproporcionado y el de mayores barreras de acceso de todas las comunidades autónomas. Respecto a estas últimas son del 6% en el ámbito del Archipiélago y del 30% insular (que son las circunscripciones en las elecciones para el Parlamento de Canarias). Además, las islas más pobladas, Tenerife y Gran Canaria, con 1,8 millones de habitantes tienen conjuntamente 30 diputados, los mismos que el resto de territorios con apenas 400.000.

Este sistema dificulta la alternancia, beneficia a formaciones insularistas y resta pluralidad, impidiendo que se refleje adecuadamente en la representación parlamentaria lo que los ciudadanos y ciudadanas votaron en las urnas. Así, Ciudadanos, con más de 53.000 votos en el conjunto de la comunidad canaria en los comicios de 2015 no logró acceder a la Cámara mientras que la Agrupación Socialista Gomera (ASG), con 5.000 sufragios en La Gomera, tiene tres diputados en el Parlamento de Canarias.

 Curiosamente, para aprobar la reforma del Estatuto de Autonomía basta con la mayoría absoluta en el Parlamento canario, mientras que para cambiar su sistema electoral se precisa de una mayoría cualificada, con el apoyo de dos tercios de los 60 diputados y diputadas, es decir, de un mínimo de 40 escaños.

OTRAS NOTICIAS

NC dice que el mandato del Parlamento a Clavijo para frenar la crisis sanitaria es “riguroso y financiable”  

El portavoz parlamentario de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, dijo que el mandato dado por el Parlamento al Gobierno de CC para frenar la crisis de la sanidad pública es “riguroso, financiable y realizable”. El diputado del grupo nacionalista de izquierdas afirmó que la moción aprobada, con el apoyo de más de dos tercios de los parlamentarios, obliga al gabinete presidido por Fernando Clavijo actuar “sin perder tiempo y sin perjuicio” de alcanzar un pacto sanitario global con todos los sectores implicados.

Para los nacionalistas de izquierdas, la moción aprobada el pasado miércoles en el pleno con el apoyo de todos los grupos parlamentarios (ASG, NC, Podemos, PP y PSOE) salvo CC es una de las iniciativas no legislativas más importantes de esta Legislatura. El deterioro progresivo de uno de los pilares del estado de bienestar, según Román Rodríguez, “requería que reaccionáramos de forma conjunta y eso es lo que hicimos más de dos tercios de los diputados” de la Cámara.

El portavoz nacionalista dijo que la moción, articulada en base a la propuesta original de NC y enriquecida con las aportaciones del PP y del PSOE, “no plantea soluciones definitivas ni mágicas” a un problema generado por más de una década de mala gestión y por su descapitalización durante la crisis económica.

Se trata, tal y como puntualizó, de un mandato al gabinete de Clavijo para reconocer, primero, la gravedad de la crisis y, en paralelo, actuar de forma inmediata sobre las cuatro áreas de intervención, que incluye la agenda de trabajo definida en la citada iniciativa parlamentaria.

Las propuestas de trabajo, en opinión de NC, son “rigurosas, realizables y financiables”. Rodríguez explicó que van encaminadas a “mejorar las condiciones y servicios” dirigidos a los usuarios y pacientes del Servicio Canario de la Salud, a dignificar las condiciones laborales de los profesionales y trabajadores de la sanidad pública y para implementar las medidas de planificación, organizativas y de gestión.

“Pero sobre todo se necesitan unos presupuestos reales, que Clavijo no quiso aprobar pero que está en condiciones de corregir ese error, y otros adicionales para desplegar esta agenda de trabajo”, indicó el impulsor de este acuerdo parlamentario.

Este mandato, agregó, es “claro, riguroso y sin perjuicio” de promover un pacto sanitario, que también incluye la moción aprobada. La diferencia es que la crisis es severa y exige que se articulen respuestas inmediatas mientras que un pacto global y duradero es un acuerdo al que se llegará a medio plazo, según el portavoz de NC. Para ello, se necesita que todos los actores implicados (usuarios, sindicatos, instituciones y partidos políticos) se pongan de acuerdo para garantizar el futuro de la sanidad, según Román Rodríguez.