Log in
Sin imágenes

Podemos considera un 'esperpento' el nuevo Ejecutivo de Clavijo

SB-Noticias.- La diputada Concepción Monzón cree que el nombramiento del nuevo consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, “supone poner al lobo a cuidar del rebaño, al ser un firme defensor de la Sanidad privada”. El Grupo Parlamentario Podemos considera que los nuevos consejeros del Gobierno de Canarias, nombrados por el presidente Fernando Clavijo, no tienen legitimidad para asumir sus carteras.

En opinión de la diputada, Concepción Monzón, estos nombramientos deberían haberse realizado “después de que Clavijo se sometiera a una cuestión de confianza, ya que es el tercer partido en número de votos con el 18 por ciento de los apoyos”.

Monzón asegura además que los nombramientos “son esperpénticos”. “El que más nos preocupa -continúa- es el nuevo consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, hasta ahora gerente del Grupo Hospitales San Roque, porque significa poner al lobo a cuidar del rebaño”.

La diputada también considera que este nombramiento refleja que “el Gobierno de Canarias entiende la salud de las personas como un negocio”. “Baltar -añade- siempre ha sido un firme defensor de la Sanidad privada, por eso nos parece un despropósito que vaya ahora a gestionar la malograda Sanidad pública”.

Podemos en el Parlamento de Canarias considera que el vicepresidente de la Alianza por la Sanidad Privada Española no debería gestionar el Servicio Canario de Salud, “y más cuando afirmó que las listas de espera se solucionarían aumentando los conciertos con la privada”.

La diputada de Podemos también cree que José Miguel Barragán no está capacitado para ejercer como coordinador del Gobierno, al asumir la consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad “porque durante la negociación de la crisis de gobierno entre Coalición Canaria y Partido Socialista, presentó su dimisión porque estaba a la altura de las circunstancias, por lo que desconfiamos de que lo esté ahora”.

Monzón también considera que los nombramientos de los nuevos consejeros responden más a cuotas de poder dentro de Coalición Canaria y a satisfacer al Partido Popular, “que a la propia valía de las personas al frente de las carteras de gobierno.