Log in
Sin imágenes

La celebración del día de la Salud en Canarias antesala de próximas movilizaciones

Encuentro en la Sala San Borondón por la Salud y la Sanidad Pública

SB-Noticias.- Con motivo de la celebración este sábado del Día Mundial de la Salud,organizaciones sanitarias, asociaciones y sindicatos han celebrado distintas actividades en Canarias en defensa de la salud y la sanidad pública.

En la capital grancanaria, la plataforma sanitaria Mueve El Negrín ha promovido una manifestación, desde la plaza de Las Ranas hasta el parque de San Telmo, para reivindicar que la salud es un derecho "y que la sanidad pública está en peligro", según ha indicado su portavoz, Juan José Florido.

La manifestación fue seguida por  más de dos mil personas “lo que demuestra la preocupación de la ciudadanía por una sanidad pública, universal, gratuita mejor gestionada y financiada” indicó en Radio San Borondón.



Anuncian nuevas movilizaciones en defensa de la Sanidad Pública

Todos los colectivos sanitarios han coincidido en garantizar que esta jornada sólo ha supuesto el arranque de próximas movilizaciones que se concretarán los próximos días: Asambleas, Concentraciones y una gran Manifestación que podría ser en Mayo.

En Tenerife, la Sala San Borondón de La Laguna acogió un Encuentro convocado por Marea Blanca Tenerife, la Asociación en defensa de la Sanidad Pública de Canarias e Intersindical Canaria, al que se sumaron representantes de otros colectivos como Harimaguada y la Plataforma en Defensa de las Pensiones Públicas, entre otros.

Jorge Bethencourt (Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de Canarias), Cati Darias (Intersindical Canaria) y Begoña Barras (Colectivo Harimaguada) intervinieron desde la Mesa, aportando interesantes datos que confirman la "mala salud" de la sanidad pública y la necesidad de una movilización popular.

Jorge Bethencourt destacó que a pesar de que la realidad de la sanidad canaria es pésima, sin embargo la propaganda y el marketing desplegado por la Consejería de Sanidad -con dinero público- han ofrecido una imagen distorsionada pero muy eficaz para sus intereses.

De esta manera se ocultan datos como que, a pesar de que presumen de un mayor Presupuesto, sin embargo la realidad es que está por debajo del año 2009 y que el porcentaje respecto al PIB no deja de bajar. En cuanto a las Urgencias el colapso es una evidencia - a pesar del maquillaje al que las somete el Gobierno continuamente-.

Cati Darias señaló la mala gestión de los servicios públicos, en general, fruto de una crisis inventada en 2007 para desmantelar el estado del bienestar. Recordó que la situación socioeconómica en Canarias es la peor de todo el Estado, con un 33 % de la población bajo el umbral de la pobreza, con un paro que también supera el 30 % y con un nuevo y creciente fenómeno, el del trabajador pobre, con una difícil solución.

Esta situación sumada a otros factores convierten a Canarias en la sociedad más enferma no solo de España sino de Europa y con un porcentaje de patologías que nos acerca a países en desarrollo y países que salen de conflictos bélicos.

Señalaron asimismo que uno de los grandes responsables de esta situación es el privilegio que tiene la sanidad privada en Canarias, donde el 51 % de las camas hospitalarias las maneja la privada a través de las concertaciones.

Respecto al reciente anuncio de la Consejería de que a partir de ahora los médicos de la sanidad privada tendrán que atender de manera presencial, Cati Darias haciéndose eco de lo que se preguntará la ciudadanía plantea “¿eso quiere decir que hasta ahora se nos ha estado derivando a clínicas donde el médico no estaba?”.

El “pastel” para las clínicas privadas

Destacaron los participantes que las clínicas concertadas que se llevan la mayor parte del dinero público son Hospitén, Quirón y San Roque, en torno a los 260 millones al año. Y precisamente recuerdan que hace poco, la fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) ha ofrecido acabar con las listas de espera quirúrgicas antes del verano con una inversión de 83 millones de euros (en el caso de Canarias), “Lo que muchos ciudadanos quizás desconozcan-indicaron-  es que quienes integran esta Fundación son las farmacéuticas, los seguros privados y precisamente las misma clínicas privadas San Roque, Hospitén y Quirón.


La sanidad pública canaria ha abandonado la salud sexual y reproductiva

Begoña Barras, en representación del colectivo Harimaguada, ofreció un conjunto de datos que forman parte de las conclusiones del Informe sobre la salud sexual y reproductiva que han elaborado, y que muestran la preocupante situación actual, debido a los recortes presupuestarios que han producido un absoluto desmantelamiento en este área fundamental.

Una de las peores consecuencias, ha sido la desaparición de los necesarios Centros de Planificación Familiar que el Gobierno de Canarias ha sustituido por el insuficiente programa PASAR (Programa de atención a la salud afectivo-sexual y reproductiva).

Critica que los responsables de la sanidad pública dicen estar procupados por cuestiones como el incremento de los embarazos en adolescentes, de las enfermedades infecciosas etc., lo que es consecuencia directa de una política sanitaria sin enfoque integral, fragmentada y sin medios.

Otra consecuencia es el insuficiente número de Matronas que según los datos de la OCDE en Tenerife tendría que haber 217 matronas, sin embargo la realidad es que solo hay 50.

En materia de anticoncepción, destaca como en Canarias la sanidad pública solo cubre los anticonceptivos hormonales, la ligadura de trompas, los DIU o la vasectomía en el caso de los hombres, pero el tiempo de espera para cualquiera de ellos es de uno a dos años.Y por otro lado no se incluyen los preservativos, siendo un reconocido método preventivo.

Otro dato que señaló Barras que muestra el desmantelamiento progresivo de la salud sexual y reproductiva es que en la actualidad las mujeres ya no tiene derecho a una revisuión ginecológica anual gratuita.

Asimismo, consideran escandaloso el hecho de que las cesáreas que se practican en la sanidad pública son de un 18 % mientras en la privada casi se duplican, con un 32 %, lo cual se explicaría, entre otros motivos, por el negocio que supone realizar una intervención frente a un parto natural.

En cuanto al aborto, suponiendo la Ley estatal un cierto avance, la realidad -según los datos aportados- es que en Canarias hay 5 centros públicos y 4 privados que pueden realizar la interrupción voluntaria del embarazo, pero el SCS deriva a la privada el 97 % de los casos, frente al 3 % que van a la pública y que son los casos motivados por causas médicas.