Log in
Sin imágenes

«La inversión en las plantas de gas hipotecarán el futuro de los canarios»

La Plataforma ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla presenta alegaciones contra el Gas ciudad en Canarias

La Asociación “Plataforma ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla”, considera que con un presupuesto presentado por GASCAN de 600 millones de euros, sólo en las dos plantas de gas, en Tenerife y Gran Canaria, y los gaseoductos que lo portarían al norte y sur de las islas, sin contar con la red de distribución, motivo de estas alegaciones, que supondrían unos 200 millones de euros más, estaríamos hablando de una inversión de 800 millones de euros que hipotecarían el futuro de todos los canarios.

La asociación “Plataforma ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla” ha presentado, el pasado viernes, el pliego de alegaciones contra la solicitud de autorización administrativa, aprobación del proyecto de construcción y reconocimiento, en concreto, de la utilidad pública del proyecto de instalaciones de distribución de combustibles gaseosos por canalización en diferentes municipios de Tenerife y Gran Canaria, presentada por Redexis Gas.

Después del informe desfavorable a la autorización para construir una planta de gas licuado en Granadilla de Abona, el mes de octubre pasado, de la Comisión de los Mercados y la Competencia  y después de que la empresa ENAGAS retirara una partida de 70 millones de euros destinada a dicha planta, y con la citada autorización administrativa paralizada por el Tribunal Supremo de España, la Plataforma sostiene que el Gobierno de Canarias se "ha agarrado al clavo ardiendo de la empresa Redexis".

Denuncian que Redexis gas se ha “ofrecido” a invertir 195 millones de euros en la instalación de una red de tuberías para distribución de aire propanado, de 2.945 km en total, en ocho municipios de Tenerife y Gran Canaria y que con nocturnidad y alevosía han aprovechado las fechas navideñas para proceder a la solicitud de autorización administrativa, a la dirección General de Industria y Energía, de este proyecto, con el general desconocimiento de la mayoría de los ciudadanos.

"En el informe de la CNMC ya se puso de manifiesto la inexistencia de demanda ciudadana y de informes que avalen la viabilidad económica de la entrada del gas en las islas".

La Asociación recuerda que el propio presidente de Gas Industrial, Juan Vila, hizo, a finales del mes de octubre pasado, unas durísimas declaraciones, en un artículo publicado por el Periódico de la Energía, titulado “En esta piedra ya tropezamos” donde declara que en España hay 6 centrales de gas y que con 2 o 3 tendríamos más que suficientes hasta el 2030, que estas centrales están provocando gastos millonarios al sistema energético y provocando la pérdida de competitividad. Estas declaraciones, y otras muy críticas, las hacía en referencia a la planta de gas que se pretende construir en Canarias y explica que el gas es un combustible necesario cuando no hace sol o no hay viento.

En las alegaciones presentadas este lunes se expone que el proyecto incumpliría numerosas leyes como el Real Decreto 13/2012 de 30 de marzo que suspende la tramitación de gaseoductos de transporte y estaciones de regulación y medida, la Directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo de 23 de abril relativa al fomento del uso de energías renovables (ni el gas natural licuado, ni el gas propano lo son), el Código Técnico de la Edificación, relativo al uso de energías renovables de propia generación en las edificaciones, la Directiva 2012/27/UE y la Recomendación 2016/1318 de la Comisión Europea, la Ley 24/2013 de 26 de diciembre del Sector Eléctrico, etc.

Según el Plan Energético de Canarias, PECAN, aprobado por el gobierno de Canarias en el año 2007 la cuota de energía procedente de fuentes renovables tenía que haber sido de un 30% en el año 2015, "A día de hoy, 2018, generamos apenas un 8%, indican desde la Asociación  “Plataforma ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla”, asímismo Canarias se propuso oficialmente llegar a 2025 con el 45% de su demanda de electricidad cubierta con energías renovables. El gas no es una energía renovable, el GNL tiene una capacidad 58 veces mayor que el petróleo de producir efecto invernadero, el aire propanado, según el IDAE, contamina bastante más que el GNL y se utiliza provisionalmente antes que el GNL. Son  combustibles obsoletos que se están retirando ya en otros países, y una inversión multimillonaria para introducirlos en Canarias se aleja totalmente de los compromisos del propio Gobierno de Canarias y aleja al archipiélago de los compromisos internacionales con el medio ambiente y la salud de las personas".

Además denuncian que tratándose el gas, en cualquiera de sus formas, de un combustible muy peligroso, altamente inflamable y explosivo, no existen informes de las posibles afecciones al medio natural, ni a los ciudadanos, ni informes sobre la sinergia de esta instalación junto con las ya existentes o proyectadas en el Polígono Industrial de Granadilla. No hay informes  que avalen la seguridad en caso de accidentes, explosión, escapes, roturas de tuberías, ni sobre la importancia del vulcanismo y los movimientos sísmicos que han aumentado considerablemente en los últimos años en Canarias, y que pudieran afectar a esta ingente red de tuberías de gas. No se conocen los informes preceptivos del Consejo Insular de Aguas, del Cabildo Insular sobre carreteras y paisaje, de Telecominicaciones, Red Eléctrica, Viceconsejería de Medio Ambiente, etc.

A esto se añadiría que tampoco existe una verdadera utilidad pública de estos proyectos y que hay múltiples alternativas más eficientes, limpias y menos costosas para las arcas públicas.

Para la La asociación “Plataforma ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla” necesita diversificar sus fuentes energéticas, pero no diversificar su dependencia del exterior, "en Canarias contamos con el sol, el viento, las energías marinas, las energías del calor de la tierra, etc, y existen ya proyectos viables y tecnología cada vez más avanzada que permitiría una máxima eficiencia a un menor coste, y sin dañar al medio ambiente".

Finalmente, la Asociación espera que estos proyectos que van contra el interés general sean anulados  y que se lleven a cabo, sin demora, las inversiones oportunas para la generación de energía por medio de fuentes limpias, renovables e infinitas que nos regala la Madre Naturaleza, por el bien de todos,  y que podamos verlo hecho realidad.