Log in
Sin imágenes

Los vecinos de Geneto se unen para evitar la isntalación de otra gasolinera

Vecinas y vecinos de Geneto se unen para evitar la instalación de otra gasolinera en este núcleo poblacional. La semana pasada saltó la voz de alarma en una reunión informativa promovida por la Federación de Asociaciones Los Menceyes y el grupo municipal Unid@s se puede, en la que se comunicó que el 1 de Octubre finalizaba el periodo de alegaciones a la solicitud de licencia para la construcción de una estación de servicio junto al nuevo Centro Ciudadano de San Miguel de Geneto.

Las personas asistentes constituyeron una comisión vecinal que desde el pasado lunes ha recorrido el barrio para dar a conocer a sus habitantes los riesgos de esta instalación, reuniendo en cuatro días casi 300 alegaciones contra la misma, cuya presentación en el Registro Municipal se ha completado en la mañana de hoy.

Entre las razones expuestas para negarse a la ubicación propuesta para esta gasolinera se esgrimen la cercanía de otras estaciones, más de cuatro en menos de 2 kilometros, y el DAÑO PARA LA SALUD por la contaminación del aire en todo el barrio, que afectará especialmente a las viviendas colindantes y a las instalaciones comunitarias contiguas al nuevo surtidor, el Centro Ciudadano y a la zona de juego infantil.

Indican que el benceno, incluso a niveles bajos, aumenta la probabilidad de cáncer, leucemia infantil y abortos.

Se quejan asimismo del AUMENTO DE TRÁFICO en la carretera y en las calles cercanas y del peligro que representa el tránsito de vehículos con mercancías peligrosas, que en caso de escape o accidente puede causar graves problemas. Asimismo preocupa el previsible incremento de ruidos y actividades molestas.

Consideran que una instalación tan peligrosa como una gasolinera no debe estar junto a zonas de encuentro vecinal y juego y preocupa sobremanera que, de realizarse finalmente, CONDICIONE EL DESARROLLO FUTURO DE LA PARCELA, en la que desde hace más de 20 años está prevista la dotación de equipamientos deportivos y culturales. ¿Dónde están el resto de las infraestructuras prometidas?, se preguntan.

En la hojilla informativa que han distribuido cuestionan los proyectos de urbanización masiva de la zona, de los que “…esta gasolinera es solo el comienzo” –afirman-. “…Nos gustaría que nuestro barrio, el lugar que elegimos para vivir, sea un referente de calidad de vida: aire limpio, zonas agrícolas, equipamientos sociales, culturales y deportivos, parques y zonas de juego, un lugar para la convivencia segura y solidaria de las familias que viven aquí desde siempre y las que han llegado en la última década”.

En las alegaciones presentadas se denuncian asimismo las insuficiencias del proceso de información pública, reclamando que se amplíe y SE TENGA EN CUENTA LA OPINIÓN DE VECINAS Y VECINOS DEL BARRIO, buscando consensos sobre los proyectos de desarrollo urbanístico y la instalación de actividades industriales peligrosas, como esta gasolinera.