Log in
Sin imágenes

Reclaman un Estatuto Internacional de Neutralidad para Canarias

Audio de la charla

SB-Noticias.- Bajo el título “Neutralidad y soberanía”, la Sala San Borondón acogió el pasado lunes 13 de marzo, una charla coloquio convocada conjuntamente con el Comité anti OTAN de Tenerife, en la que intervinieron José T. Bethencourt Benítez (Rucaden), Vicente Quintana y José Manuel Rivero.

Los ponentes recordaron la importancia de seguir recordando y conmemorando cada 12 de marzo la voluntad pacifista del pueblo canario, sobre todo para evitar que los más jóvenes lo olviden.

Rucaden hizo un repaso por la efemérides, indicando que hace 31 años, determinadas naciones del Estado Español, como Canarias, País Vasco, Cataluña y Navarra votaron mayoritariamente salir de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) y destacó que fue sintomático y no casual, que fueran precisamente estos pueblos donde las aspiraciones hacia la libertad nacional aun están fuertes.

Asimismo, los intervinientes recordaron los datos exactos del referendum sobre la OTAN el 12 marzo de 1986, donde en el conjunto de Canarias se produjo una votación a favor del NO en el cómputo total (de los votos emitidos). El total electores fue de 1.003.000  y los que fueron a votar 5536.623, es decir la tasa de participación fue de un 44 % y la abstención fue del 55,47 %.

En esa época, España se había incorporado a la OTAN, era el primer Gobierno del PSOE encabezado por Felipe González. Y -tal como señalaron los ponentes- en 1986 la presión social y política forzó a que se celebrara el referendum.

En Canarias votaron No un 50, 42 % de los votantes, mientras que a favor un 43,48 % y blanco más nulo un 6,10 %.

Rememoraron asimismo que ya por esa época España formaba parte de esta estructura militar y por ello la pregunta fue "¿Esta de acuerdo en que España continúe en la OTAN?" Y como a pesar de que había tres condiciones, como no permitir armamento nuclear en las bases o no formar parte de la estructura militar, eso no se ha cumplido.

Destacaron los intervinientes que el resultado del Referendum en Canarias ha supuesto un  hito histórico, pues el aparato mediático, partidista, el propio Estado y hasta la Corona, estaban a favor, incluido el propio PSOE, que se vio obligado a hacer este “paripé” por la presión social y política del momento.

Rechazan que aunque el pueblo canario votó no, se mantenga aún en la OTAN y desde entonces las maniobras que se celebran en el océano Atlántico, o las instalaciones militares en Canarias estan claramente bajo la orden de la OTAN.

Asimismo destacaron el nefasto papel del AFRICOM, EL comando militar estadounidense para África occidental.


José Manuel Rivero rememoró la  significativa, lapidaria y poco divulgada frase “EEUU nos envió el mensaje de que si no entrabamos en la OTAN, se haría con Canarias”, cuyo autor  fue José Manuel Otero Novas, ministro de la presidencia y estrecho colaborador de Adolfo Suárez, en la década de finales 70 principios de los 80, que está recogida en las Memorias publicadas en 2015.  Con ella Rivero quiso hacer alusión al interés que desde entonces EEUU ha tenido por el Archipiélago y como la administración Carter había llegado a lanzar de forma indirecta pero muy clara, el mensaje de que si España no entraba en la OTAN, los Estados Unidos se podían hacerse con Canarias.  “En cuanto recibió la respuesta afirmativa de la UCD, Cubillo fue retirado de la circulacion y desapareció el MPAIAC” dijo Rivero.

Asimismo añadió que la ambición del imperialismo estadounidense era que Canarias fuera reconlonizada, para cumplir la función militar -que actualmente esta en fase expansión- de servir de base aeroportuaria  y lanzadera además de entrenamiento de tropas para las expediciones de guerras de agresión y ocupación sobre todo continente africano, Golfo Guinea, Cuerno de África e incluso expediciones al Líbano, Afganistán. Asi como entrenando aviones con dispositivos de guerra electrónica, en el mar Báltico, en la expansión de la OTAN y con la provocacion de guerra en las fronteras con rusia.

Por su parte Vicente Quintana dijo que en Canarias, nuestra sociedad tiene una legitimación de orden histórico, porque en el Referéndum del 12 de marzo de 1986 votó NO a la OTAN, porque ha demostrado siempre determinación contra la guerra, como las multitudinarias manifestaciones contra la Guerra en Iraq y porque Canarias es antimilitarista y quiere ser un pueblo de Paz y en Paz, cuestión que no es muy difícil de entender, ya que con las herramientas de la guerra no se puede construir la Paz. Legitimación que nos permite reivindicar para nuestra tierra un Estatuto Internacional  de Neutralidad, con una declaración formal del Archipiélago Canario como territorio neutral, según los términos del derecho internacional público, derecho que debería estar recogido en todas las leyes, Estatutos o Constituciones que le afecten.

Recordó también el hecho de que a Canarias se la considera una punta de lanza por nuestra proximidad al continente africano, un portaviones gigante en el Atlántico, una base logística por la situación geoestratégica, y querrán convertir muchos puntos de nuestra geografía en campos de entrenamiento y lanzadera para las guerras que se lleven a cabo en los diferentes lugares del mundo, convirtiéndonos en colaboradores directos de la violencia practicada por esta organización.