Log in
Sin imágenes

Afectados por la Hipoteca ocupan una sucursal majorera del BBVA

La Plataforma reclama dos daciones en pago a la entidad bancaria

{mosimage}Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) han ocupado este miércoles una oficina bancaria de Puerto del Rosario (Fuerteventura), para instar a la entidad a que negocie con dos clientes que no pueden afrontar su hipoteca y acepte que salden su deuda entregando su casa.

Una decena de integrantes de la PAH entraron ayer en la oficina del BBVA de Puerto del Rosario en una acción que también se ha llevado a cabo en, al menos, otras cinco localidades de la península. El portavoz local de la PAH, Andrés Briansó, ha explicado que el motivo de la ocupación responde al interés por hacer llegar al director de la entidad una nueva propuesta sobre el caso de Isabel Lavarta, una vecina de Puerto del Rosario en desahucio por el impago de su hipoteca.

Briansó ha señalado que pretenden conseguir que la entidad permita a Isabel, en paro y con una hija de tres años, la dación en pago de su vivienda y que se libere a sus avalistas que, en este caso, son sus padres. El objetivo es que "ella entregue la vivienda que lleva pagando diez años y que su deuda responda a su casa sin que le quiten la vivienda de sus padres", ha añadido el portavoz de la PAH.

El otro caso por el que ahora mismo lucha la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en Fuerteventura es el de un matrimonio, Moisés y Lorena, con dos hijos y víctimas de la crisis de la construcción, que ha dejado a él sin empleo y ella con un trabajo en precario que puede perder en un periodo de dos meses. El portavoz ha explicado que, en este caso, lo que reclaman es la entrega de la casa para que se puedan liberar de la deuda y el alquiler social de la vivienda.

Esta medida permitiría que "ellos puedan llevar a cabo una vida nueva en su lugar de origen con el apoyo de la familia y sin arrastrar la deuda".

"Por el diálogo y la negociación"

Por su parte, la portavoz de BBVA en Canarias ha señalado que la entidad está buscando soluciones para los dos casos a los que se refiere la PAH, porque está "por el diálogo y la negociación".

Sin embargo, también ha recalcado que la entidad no sabe dialogar con manifestaciones de por medio, sino directamente con sus clientes para conocer sus problemas y buscar vías para resolverlos. BBVA defiende que su política de responsabilidad corporativa incluye acciones para ayudar a los ciudadanos más afectados por la crisis y que, hasta ahora, siempre ha ofrecido respuestas para este tipo de casos, con el objetivo de impedir que las familias se queden en exclusión social.