Log in
Sin imágenes

Ben Magec insiste en que la administración debe escuchar a la ciudadanía que rechaza el proyecto de Chira Soria

Ben Magec- Ecologistas en Acción estudiará la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto Chira-Soria e insiste en la necesidad de replantear la avalancha de macroproyectos energéticos previstos en el archipiélago.

Ben Magec- Ecologistas en Acción, siendo la única entidad que presentó alegaciones a la DIA cuando ésta se encontraba en información pública, se reafirma en sus planteamientos sobre el proyecto de impulso por rebombeo de Chira-Soria con respecto al difícil encaje de sus impactos ambientales. Por otra parte, la federación quiere recordar el debate abierto relativo a la pertinencia o no de los distintos macroproyectos y tecnologías de producción y almacenamiento de energías renovables que se plantean en Canarias. La organización considera que la transición energética y la lucha contra el cambio climático solo será posible si tiene en cuenta la fragilidad de los territorios insulares, su biodiversidad y la sostenibilidad de la vida de la gente que vivimos en este archipiélago.
Este fin de semana conocíamos por la prensa la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable del proyecto Chira-Soria. Si bien estamos a la espera de recibir el expediente de dicha declaración, así como su publicación en el Boletín Oficial, según se apunta en los medios de comunicación las medidas ambientales que se tomarán para reducir los daños de la infraestructura tienen que ver con el alejamiento del emisario submarino de la desaladora, la constitución de una comisión técnica de seguimiento sobre los impactos en las especies autóctonas y la aparición de invasoras, así como medidas de control del ruido. Desde la federación estudiaremos de forma minuciosa las distintas propuestas una vez conocido el expediente, analizando si recogen y responden a los distintos impactos que señalamos en las alegaciones que presentamos en julio de 2020. Una vez analizadas, no descartamos las acciones legales y sociales que permitan garantizar la protección de los bienes ambientales amenazados, recordándole tanto al Cabildo como al Gobierno de Canarias que el hecho de que salga la DIA favorable no significa que no se pueda paralizar un proyecto.
Por otra parte, la federación ecologista insiste en que se tome en serio la sensibilidad de buena parte de la ciudadanía canaria que cuestiona Chira-Soria así como muchos otros proyectos renovables vinculados a la transición energética. Las instituciones siguen yendo hacia delante haciendo oídos sordos a la contestación popular, preocupada no solo por los daños territoriales y ambientales sino también por los aspectos democráticos derivados de la falta de un proceso de deliberación maduro sobre el modelo energético que precisa la isla y el archipiélago.
La venida de fondos europeos, mayoritariamente orientados a proyectos energéticos, va a determinar el modelo de desarrollo de Canarias. No nos podemos permitir el lujo de que malas decisiones agudicen, en el futuro inmediato, la desigual distribución de la riqueza de las islas y permitan el desembarco de fondos de inversión especulativos, concentrando más los beneficios y generando mayor exclusión social y territorial.
Canarias necesita unas políticas energéticas valientes que distribuyan la riqueza, generen empoderamiento ciudadano y comunitario y pongan el ahorro y la eficiencia energética como ejes transversales de dichas políticas. Asimismo, es necesario hacer hincapié en el valor que la singular biodiversidad canaria tiene a nivel mundial, un patrimonio natural de una importancia relativa mayor que nuestra huella de carbono vinculada únicamente a la producción energética. Esta biodiversidad, única en el planeta, se encuentra amenazada desde hace décadas no solo por el cambio climático, sino sobre todo por la alteración y fragmentación de sus hábitats, así como por la proliferación de especies invasoras. Por último, la federación canaria quiere insistir en que, en el actual escenario de colapso climático, las acciones de adaptación al cambio climático son tan importantes como las de mitigación, en aras de proteger la naturaleza y garantizar la seguridad y la vida digna de las personas que habitamos este frágil territorio.