Log in
Sin imágenes

El Cabildo de Tenerife apoya una regasificadora en el Puerto de Granadilla

Solo los consejeros de Sí Podemos Canarias votaron en contra de esta iniciativa planteada el pasado viernes en el pleno del Cabildo Insular por el Partido Popular 

La consejera Ruth Acosta de Sí Podemos Canarias afirma que el gas fósil “no es la solución, sino parte del problema contra el que llevamos años luchando por revertir, mediante el desarrollo de políticas verdaderamente sostenibles”.

Ante el acuerdo adoptado en el último pleno del Cabildo Insular de Tenerife, en apoyo a la implementación de una regasificadora en el Puerto de Granadilla, el grupo político Sí Podemos Canarias critica la postura “favorable mantenida por el grupo de Gobierno insular, que evidencia su clara apuesta por potenciar el uso de un combustible fósil también contaminante que va totalmente en contra de la apuesta por políticas de desarrollo sostenible que pretenden vender a la ciudadanía”.

La consejera insular Ruth Acosta critica que esta aprobación “refleja que el equipo de Gobierno insular opta por el desarrollo insostenible para Tenerife, algo que nos preocupa mucho y nos genera una gran decepción”. Acosta recuerda que “llevamos muchos años repitiendo los mismos argumentos contra la instalación de la regasificadora en la Isla, puesto que ha quedado demostrado que va totalmente en contra de la transición ecológica que debemos promover para cuidar de nuestro planeta”.

Respecto al gas natural, la consejera de Sí Podemos Canarias destaca que “debemos tener muy presente que se trata de un combustible fósil contaminante que tiene muchos problemas de extracción, además de que se trata de un recurso que tiene sus días contados, así que su aprovechamiento está limitado en el tiempo”. Acosta indica que ya ha quedado demostrado que “el gas natural es un recurso energético muy deficitario y que conlleva un alto coste económico”. En este sentido, la consejera señala que “al ser un combustible fósil, conlleva un aumento claro del precio por impuestos que cada vez serán mayores, y los peajes o las mermas que se tienen que pagar a las compañías; todo esto lo terminará pagando la ciudadanía en su factura energética”.

Ruth Acosta critica que la apuesta “por la implementación de la regasificadora en el Puerto de Granadilla, también es un apoyo del grupo de Gobierno a seguir contaminando nuestro territorio, ya que, a pesar de la ligera reducción de CO2 de este sistema -entre un 25% y 30%-, las emisiones de metano producidas en la manipulación del gas natural generan enormes cantidades de esta sustancia que resulta 86 veces más peligrosa que el CO2 de cara al calentamiento global”. Para Sí Podemos Canarias, “es totalmente incomprensible y contradictorio que el grupo de Gobierno insular apoye una medida que va contra la ‘Declaración de Emergencia Climática’ decretada a principios del presente mandato por esta misma corporación”.

De cara a la implantación de las energías renovables en la Isla, Acosta afirma que “apoyar ahora la instalación de una regasificadora en la Isla, bloquea peligrosamente la posibilidad de diversificar el modelo energético que tenemos en Tenerife al impedir la penetración de las energías limpias”. La consejera insular recuerda que “múltiples organismos internacionales ya se han pronunciado acerca de la necesidad de trabajar conjuntamente hacia la eliminación del gas natural, algo con lo que el Cabildo de Tenerife demuestra no estar de acuerdo al apoyar esta disparatada propuesta”. Entre los organismos y entidades que han emitido informes negativos acerca de la regasificadora, destacan el Tribunal Supremo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el Banco Europeo de Inversiones, la Autoridad Portuaria, el Gobierno de Canarias y el propio PSOE de Canarias.

Sí Podemos Canarias reitera su demanda de “apostar por un modelo energético basado en el almacenamiento y el desarrollo de las energías renovables, en el que no tiene cabida destinar un solo euro de dinero público a la puesta en marcha de un sistema energético que sigue apostando por un combustible fósil”. Acosta denuncia que “el grupo de Gobierno todavía no tiene desarrollada ninguna planificación territorial del sistema energético; no subvenciona el autoconsumo doméstico; sigue sin cumplir con la propuesta que se aprobó a nuestro grupo para fomentar el autoabastecimiento energético mediante energías renovables en el propio Cabildo y su sector público”.

La consejera también critica “el olvido que existe sobre los cortes energéticos que se llevan produciendo constantemente y durante mucho tiempo en la Isla Baja”. Acosta también califica de “incomprensible la falta de interés en torno a una energía renovable como es la geotérmica, puesto que nuestro territorio tiene todos los requisitos para explotar el enorme potencial energético de este sistema”. La consejera también denuncia que “el Cabildo de Tenerife ha permitido que más del 90% de las energías renovables de la Isla pertenezcan a multinacionales y a fondos de inversión, privatizando así el Sol y el viento de Tenerife”.

Ruth Acosta afirma que apostar por el gas natural “no es la solución, sino que es parte del problema que tenemos desde hace años y sobre el que estamos trabajando para revertir mediante el desarrollo de políticas verdaderamente sostenibles”. “Debemos trabajar de manera clara e inequívoca por un sistema insular energético insular descentralizado, basado en las energías renovables y su diversificación, al igual que por democratizar la energía para que no quede en manos de las grandes corporaciones, mediante la apuesta por el autoconsumo, las comunidades energéticas, la energía compartida o la lucha contra la pobreza energética”.