Log in
Sin imágenes

Granadilla pone a su policía local a defender la obra privada del Hotel La Tejita

Activistas participantes en la plataforma ciudadana Salvar La Tejita denuncian la presencia de policía local de Granadilla en el Hotel que la empresa Viqueira construye en la playa de La Tejita, cuando el pasado domingo llevaban a cabo la grabación de material gráfico en el exterior de la obra. 

Los activistas afirman que a la empresa Viqueira le debió parecer que unas personas con cámaras fotográficas suponían una seria amenaza, por lo que  inmediatamente se personó en el lugar una dotación de la policía municipal de Granadilla que se pertrechó junto a empleados de seguridad de la empresa detrás de la valla dentro de la obra, como si fueran componentes de la seguridad privada. Una actuación a todas luces de dudosa legalidad, irregular e inapropiada para una policía municipal que formalmente no debe hacer de seguridad privada de nadie.

Desde la Plataforma afirman que en este caso como en otros muchos se demuestra la connivencia del ayuntamiento con la empresa, a la que ha dado muchas facilidades en el desarrollo de este proyecto de hotel, incluido un permiso lleno de dudas y lagunas jurídicas que debían haber derivado en no darlo o al menos con la celeridad con la que lo hizo. La última, ha sido hacer caso omiso a la orden de la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias en relación al reinicio de las obras y la pertinente modificación del proyecto de la obra.

Por ello se muestran sorprendidos por la rapidez con la que actúa el ayuntamiento en estos casos mientras mantiene las playas del municipio abandonadas, no se preocupa del ruido que ha estado produciendo unas plataformas petroleras frente a las urbanizaciones costeras, sigue permitiendo vertidos al mar sin depurar, no resuelve la situación de vecinos sin agua corriente en sus viviendas desde hace varios años, etc.

"Eso sí, los llama la empresa Viqueira y con toda celeridad acuden a 'proteger' los intereses de unos señores a los que se le ha dado permiso de construir un hotel al pie de playa con todo el procedimiento viciado de entrada y a lo largo del mismo".

Recuerdan los activistas que este grupo de gobierno del ayuntamiento estuvo obstaculizando las pasadas protestas contra el hotel poniendo todo tipo de obstáculos a los grupos de apoyo a los activistas de las grúas.

Están convencidos que esta actitud del gobierno municipal es la demostración de que le preocupa que este hotel venga a deteriorar más la costa del municipio con más vertidos sin depurar y control y que aportará una sobrecarga insostenible de futuros usuarios del hotel incompatible con una playa y un espacio natural protegido como es Montaña Roja y la playa de La Tejita. "Hoy en día este ayuntamiento no garantiza que no se contaminen varias playas del municipio, ahora quieren incluir otra playa más, con el nefasto hotel de la Tejita".

Salvar la Tejita insiste en que ni Granadilla ni en general Canarias necesitan seguir construyendo más hoteles. La pandemia dejó en evidencia la debilidad del actual modelo económico basado mayoritariamente en el turismo. Toca una racionalización de la economía, potenciando la diversificación, apostando por las energías limpias y renovables, las nuevas tecnologías, la mejora de los servicios públicos y la creación de empleo público vinculado a la mejora de la vida de la gente.
Recuerdan que la recuperación del espacio que ocupa la parcela del hotel es necesaria como zona de amortiguamiento de un espacio natural con figuras de protección europea en su entorno y consideran que es una vergüenza que una institución pública como la Dirección General de Costas haya acordado los ridículos 20 metros de deslinde costero de la obra, una separación de la costa a todas luces que no responde a criterios medioambientales. "No se puede admitir que urbanicen con un complejo hotelero de centenares de plazas y agresivo impacto ambiental una de las playas más emblemáticas de la isla, junto al espacio natural de Montaña Roja. La isla no se puede permitir que se haga ese hotel, por razones ambientales, sociales y de justicia", afirman.

La lucha contra el hotel en La Tejita lleva varios años en marcha contra la ocupación de este territorio. Salvar la Tejita se constituyó hace cinco años con el objetivo de que este complejo hotelero no se llevara acabo por encontrarse junto a espacios de alto valor ecológico como son la propia playa de La Tejita, el espacio natural de Montaña Roja y los fondos marinos aledaños. Sin embargo denuncian que paralelamente, instituciones públicas como el Ayuntamiento de Granadilla han estado apoyando iniciativas que cercenan este espacio natural.

Por todo ello Salvar la Tejita reclama que se depuren responsabilidades ante hechos como éste, y que el ayuntamiento paralice la obra en cumplimiento de la orden dada por el Consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias y cuantas otras órdenes se deriven de las modificaciones definitivas de la delimitación del deslinde costero y del limite de servidumbre, recordemos que los 20 metros acordados por la Dirección General de Costas ha sido recurrido por la Asociación Salvar La Tejita.