Log in
Sin imágenes

Salvar Chira-Soria pide al Gobierno de Canarias una planificación energética respetuosa con el territorio

La Plataforma Salvar Chira-Soria denuncia que el Gobierno de Canarias no puede seguir adelante asignando nuevos parques eólicos y fotovoltaicos, al tiempo que encarga la redacción del Plan de Penetración de las Renovables.

Al mismo tiempo, establece un paralelismo entre el actual proyecto de central hidroeléctrica de bombeo Chira-Soria con lo que significó la clasificación de los bordes costeros como suelos urbanizables turísticos, por parte de los ayuntamientos franquistas en Canarias, que hipotecó a la sociedad canaria hasta nuestros días.

COMUNICADO DE LA PLATAFORMA SALVAR CHIRA-SORIA

El Gobierno de Canarias no puede  engañar y mentir a la sociedad canaria.

Sigue  adelante con Chira-Soria y asignando nuevos parques eólicos y fotovoltaicos  al tiempo que encarga la redacción del Plan de Penetración de las Renovables.
Señoras y señores  del pacto de la Flores, no es tolerable que entreguen nuestros recursos renovables a las multinacionales, expropien los suelos a los legítimos propietarios y encima hacen la parafernalia de encargar un plan que cuando lo culminen está caducado u obsoleto. Cuando se encarga la redacción de un plan se suspende las asignaciones  de potencia y megaproyectos como Chira Soria.  
El pasado fin de semana la Plataforma Salvar Chira-Soria se concentró ante la Presidencia del Gobierno de Canarias para visualizar su rechazo a la planificación del sistema energético en Canarias.
Al igual que ocurrió con el desarrollo urbanístico  turístico  desde los años 60 en el que los ayuntamientos franquistas y las viejas comisiones provinciales de urbanismo calificaron los bordes costeros como suelos urbanizables turísticos vía planes parciales.  Hipotecaron  y definieron el modelo de destrucción y privatización de los bordes costeros de las islas. Último ejemplo de lo que decimos, la batalla de la Plataforma Salvar la Tejita contra la destrucción de la única playa fósil de las Canarias Occidentales con unos supuestos derechos urbanísticos de la época franquista.
Consideramos que este modelo se está reproduciendo baja la excusa de las renovables.
Nuestro modelo energético está en manos de gabinetes potentes y supuestos expertos del ITC que están reproduciendo el papel que jugaron los ayuntamientos franquistas y la Comisión Provincial de Urbanismo.
El ITC, al que ahora se le entrega la Planificación energética, se ha dedicado en las últimas décadas  a clasificar y habilitar los mapas eólicos y solares de Canarias, tal como se hizo en los años sesenta con los bordes costeros. Ahora el Gobierno de Canarias se inventa la declaración de interés general para asaltar y expropiar a los propietarios de suelos rústicos sin que los legítimos propietarios se puedan beneficiar de las plusvalías del cambio de uso de los mismos.
Resulta escandaloso y vergonzoso el papel del Gobierno de Canarias al asignar al técnico-político Gonzalo Piernavieja (ITC) la redacción del plan de introducción de las renovables siendo la misma persona que ha estado apoyando propuestas y proyectos que el mismo elabora anteriormente y que ahora pueden cambiar las condiciones y los resultados finales de ese plan con fuertes componentes de intereses empresariales para acceder a los suelos y a los planes de asignación de potencia eólica y solar.
Técnico-político el Sr. Piernavieja que se ha convertido en el principal propagandista del  proyecto de la Central Chira-Soría al servicio del Cabildo de Gran Canaria. Con un poco de sentido común el Gobierno de Canarias tiene que entender que no puede ser el redactor de un plan estratégico tan sensible el mismo señor que hace propaganda de una opción que pone en riesgo tantos valores territoriales de la isla de Gran Canaria.
En la línea de lo que plantea la   alianza estatal en defensa de la biodiversidad frente a las renovables a gran escala (ALIENTE), Salvar Chira-Soria apuesta por  un modelo energético distribuido y socialmente justo, y en defensa de la biodiversidad y el patrimonio paisajístico, frente a la proliferación "desmesurada, sobredimensionada, sin planificar ni evaluar" de centrales renovables a gran escala.
El desarrollo masivo de instalaciones renovables a gran escala bajo un paradigma centralizado, como apuesta en Gobierno de Canarias en ausencia de políticas efectivas de ahorro y eficiencia de la energía, está suponiendo un grave riesgo con consecuencias irreversibles para la conservación de la biodiversidad y el paisaje en nuestro territorio”.
Una transición energética capaz de afrontar los retos de la crisis climática no puede consistir en una transición meramente tecnológica como la que está ocurriendo, en apariencia 'verde' aunque carente de atención hacia el soporte sobre el que se instala dicha tecnología: el territorio".
El modelo energético centralizado que está promoviendo el Gobierno de Canarias está saturando los territorios insulares con proyectos de renovables a gran escala y líneas de alta tensión, resultando devastador para el paisaje y la biodiversidad.
Salvar Chira-Soria se une a la demanda de Aliente de pedir a los gobiernos español y territoriales, la puesta en marcha de una serie de medidas que  incluyen "la necesidad de hacer una planificación sinérgica del territorio con áreas de exclusión legalmente vinculantes para la instalación de energía a gran escala; ampliar y completar la Red Natura 2000 cumpliendo con las exigencias de la Unión Europea al Estado español; una catalogación de las especies afectadas en coherencia con su estado real de conservación para la evaluación correcta de los impactos así como garantizar la independencia y rigurosidad de las Evaluaciones de Impacto Ambiental y procedimientos ambientales aplicando criterios científicos".
La Plataforma, exige al Gobierno de Canarias:
1.- Transparencia y acceso al expediente de evaluación ambiental del proyecto Chira Soría.
2.- Devolución del proceso de evaluación ambiental por carecer y ocultar la evaluación de  la seguridad de las presas.
3.- Igualmente es imposible seguir el gobierno y sus técnicos evaluando un proyecto que no ha tenido en cuenta la sentencia del Tribunal Constitucional de 19 de noviembre de 2019 que califica los suelos de la Red Natura como “suelos no urbanizables” y la declaración  ambiental estratégica  del  (PNIEC) 2021-2030, coherente con la sentencia del TC, señala que esas  infraestructuras  se tienen que situar fuera de los espacios de la Red Natura 2000.  
4.-Y coherentes con los procesos administrativos políticos de aprobación de la ley de cambio climáticos y el plan de introducción de  las renovables suspensión de la tramitación de nuevos parques eólicos y fotovoltaicos, además de revocar el contrato con el ITC y su director el señor Piernavieja por ser incompatible por la parcialidad que muestra al ser uno de los propagandista al servicio del Cabildo de Gran Canaria.