Log in
Sin imágenes

Más de 90 especies de plantas, amenazadas por el ganado asilvestrado en Canarias

La consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, Nieves Lady Barreto, aseguró este viernes en el Parlamento de Canarias que en 80 espacios de la Red Natura 2000 existen, al menos, 92 especies de plantas vasculares con serios problemas de conservación y para las que el ganado asilvestrado constituye una de las principales amenazas.

Estos datos, según manifestó la consejera, se recogen en un informe preliminar sobre la situación del ganado asilvestrado en la red Natura 2000 en Canarias, que fue contratado por la Consejería y que se ha centrado en el estudio de especies vegetales catalogadas como 'en peligro crítico' y 'en peligro', según los criterios de la UICN, así como en las especies animales autóctonas.

 "De estas 92 especies de plantas vasculares con serios problemas de conservación, 89 son endemismos canarios", explicó Barreto.

La preocupante situación plasmada en el informe ha impulsado la modificación del decreto de caza para introducir nuevas medidas de control que refuercen las que ahora se aplican y que, hasta el momento, no ha dado resultado.

"El borrador del decreto, aún en fase de tramitación, posibilita la implantación de la caza del ganado asilvestrado como una medida más para el control y erradicación de estos animales cuando otras opciones no son efectivas", señaló la consejera en una nota de su departamento.

El conjunto de datos que recoge el informe pone de manifiesto el precario estado de conservación de estos endemismos.
Más de 90 especies de plantas, amenazadas por el ganado asilvestrado en Canarias

De hecho, la distribución de muchos de ellos, relegados a andenes y paredes inaccesibles, obedece más a la presión ejercida por las cabras y otros herbívoros introducidos que a las preferencias ecológicas de estas especies.

Por otro lado, la presencia continuada de cabras y ovejas asilvestradas en el medio hace imposible la expansión geográfica de estas especies por la intensa presión que sufren las plántulas desde su germinación.

De hecho, la expansión de especies arbóreas como los dragos (Dracaena draco y D. tamaranae), los palmerales (Phoenix canariensis) y los marmulanos (Sideroxylon canariense) se ve frenada o totalmente impedida a causa de la acción de estos animales.

El caso más extremo probablemente sea el de Helianthemum aganae, un endemismo gomero conocido únicamente en los Riscos de Galión --Alojera-- que fue descrito en 2003 con una población de unos 60 ejemplares y que ya en 2005 contabilizaba solo 13 ejemplares a causa de lluvias torrenciales y el efecto del ganado.

 La alteración producida por el ganado desde entonces ha destruido de tal manera el hábitat de la especie que no se ha detectado ningún ejemplar desde el año 2006.