Log in
Sin imágenes

«Se demuestra que quien tomaba las decisiones el 1-O era un militar con el placet del Gobierno»

Entrevista a José Manuel Rivero en Radio San Borondón

El abogado y analista político José Manuel Rivero hace una detallada valoración de la sesión del Juicio al Proces celebrada este martes, en el que testificaron el ex delegado del Gobierno en Cataluña Enric Millo, la exconsellera de Presidencia de la Generalitat, Neus Munté, Juan Antonio Puigserver, abogado del Estado y máximo responsable político de los Mossos y Diego Pérez de los Cobos, coronel de la Guardia Civil, encargado de coordinar la actuación policial del 1-O.

Para Rivero este juicio jamás debió celebrarse, porque no hubo rebelión al no haber violencia armada ni alzamientos tumultuarios sino resistencia pacífica para ejercer el derecho democrático del voto… Rivero se reitera en que se ha utilizado el aparato judicial (el Tribunal Supremo) para una represión a la disidencia política, “estamos ante un juicio político”, añade.

Sobre todo destaca la intervención del coronel de la guardia civil, encargado de coordinar la actuación policial del 1-O, Diego Pérez de los Cobos, cuya declaración fue totalmente desmontada por el abogado defensor de Joaquin Forn, Xavier Melero. Para Rivero, la declaración de Pérez de los Cobos fue una suma de aseveraciones con una retórica militarista sobre violencia, sin datos ni pruebas.

El jurista considera que Melero lo llevó a entrar en continuas contradicciones “fue tal el cúmulo de contradicciones, que se vio completamente desbordado, tras unas 6 horas de declaración”.

Lo más importante para el jurista es que después de tantas horas de declaración de López de los Cobos, todo su argumento fue desmontado con solo una pregunta formulada por el abogado Melero. Tras estar continuamente acusando a Josep Lluís Trapero, jefe de los Mossos d’Esquadra  de colaborar con el referendum ilegal, cuando se refirió a que en la reunión mantenida el 1 de octubre por la mañana con Trapero y la magistrada del TSJC, ya perdió toda su confianza en Trapero por su deslealtad; el abogado Melero le preguntó “¿en esa reunión con la Magistrada de Armas, ella le hizo algún reproche a Trapero o le recriminó su actuación?”, a lo que De los Cobos tuvo que reconocer que no.  

Para José Manuel Rivero es evidente que si las duras acusaciones de López de los Cobos a Trapero hubiesen sido ciertas, tras dicha reunión tenía que haber salido detenido. Y sin embargo, tal como él mismo reconoció, la Magistrada no le hizo ningún reproche, un hecho que Rivero considera concluyente y que echa por tierra  la teoría criminalizadora de Pérez de los Cobos para acusar a Trapero y a todo el Gobern de delitos de rebelión y sedición.

Añade el abogado que la Fiscalía y la Abogacía del Estado quisieron cerrar hoy con López de los Cobos el argumentario para justificar las conductas de rebelión y sedición, e hicieron de su pretendida cualificación, una declaración que tirara por tierra todas las estrategias de la defensa…

“Hasta tal punto Melero desacreditó hoy a López de los Cobos, que aunque el día anterior el Juicio terminó a las 9,30 de la noche, este martes finalizó una hora antes… estaba tan complicada su situación, que Marchena, parece que para darle un respiro y que no lo siguieran hundiendo, paró el juicio y no permitió que siguieran preguntando otras defensas…  ¿Por qué no dejó seguir preguntando a las Defensas? Porque ahora, De los Cobos tendrá tiempo hasta mañana para reconducir el “desbarajuste” que hizo hoy  y salvar este montaje de juicio”, reflexionó Rivero.

Se demuestra que quien tomaban las decisiones era un militar con el placet del Gobierno

Rivero considera que de las declaraciones de Millo, Nieto y Cobos hoy se desprende quien tomaba las decisiones en la Junta de Seguridad era un militar, López de los Cobos y no el gobierno español. En ese sentido destaca que no nombraron a lo largo de sus declaraciones ni al ex Presidente Mariano Rajoy, ni al ex Ministro del Interior Ignacio Zoido , ni a la ex vicepresidenta Soraya Saenz de Santamaría: “Tras horas de declaración de Millo, Nieto y Cobos, relatando decenas de reuniones y decisiones, en ningún momento dijeron haber dado cuenta al Gobierno. Parace que fue un Coronel un militar el que asumió el mando en la represion el 1 octubre”.

En este sentido, Rivero establece una relación entre el devenir de los acontecimientos en el golpe de estado de Tejero el 23 F, que fue desmantelado por ser televisado y los acontecimientos violentos del 1 de octubre en Cataluña, “una estrategia que se les vino abajo por las imágenes que todos pudimos ver a través de las televisiones”.

Finalmente, señala Rivero un hecho que considera intolerable, es que el abogado de VOX, en una actitud provocadora que el Presidente de la Sala tenía que haber impedido, se dirigiera a Pérez de los Cobos como "Ilustrísimo señor coronel de la guardicaacivil".