Log in
Sin imágenes

Las respuestas de Rajoy en sede judicial son de un simplismo dirigido a un auditorio con el cerebro plano

Entrevista a Iñaki Gil de San Vicente en Radio San Borondón

SB-Noticias.- Varios comentaristas analizan para Radio San Borondón la declaración prestada en la Audiencia Nacional, por el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, en calidad de testigo, por la corrupción de su partido.

Iñaki Gil de San Vicente destaca por una parte el tratamiento mediático dado, especialmente por Televisión Española, afirmando que si ya TVE en la época del presidente socialista Zapatero, respondía a los intereses del Estado, aunque se quisiera dar una pátina de neutralidad; con el partido Popular esta situación ha llegado a su cenit, por lo que para el analista, lo ocurrido hoy con “la escenificación” de Rajoy en sede judicial era previsible.

“Hoy, dijo, la televisión pública ha cumplido la función que tenía asignada, poniendo todos los medios para que el alcance mediático fuera el mínimo, propiciando una sesión lo más corta posible, no retransmitiendo en TVE sino en el canal 24 H, contraprogramando con otros actos del PP incluso con el propio Rajoy de protagonista...”.

También llamó la atención sobre el papel del “aparato judicial” en España. Gil de San Vicente afirma que no debemos olvidar que el poder político dicta lo que es ley, para que el aparato judicial lo aplique, por lo que “los jueces en realidad son asalariados del Estado... y por tanto saben quien le paga, y están mentalmente limitados, todo ello además de circunstancias como la presión que pueda suponer la corrupción en España.

Para Iñaki Gil, hoy hemos vivido un esperpento y un espectáculo que reflejan la realidad del Estado español “lo vivido hoy me recordó los juicios contra los vascos, catalanes, los obreros, los ciudadanos de a pie..., donde el Fiscal tiene derecho a hablar todo lo que quiera pero las defensas no”.

Respecto a las respuestas de Mariano Rajoy, opina el analista que se mueven en la lógica del simplismo, respuestas cortas para que las televisiones y las redes sociales las reproduzcan, dirigidas a un segmento de la población que no realiza un análisis en profundidad, “respuestas tan simples y tautológicas que remiten al principio de la no investigación y al dogma, una táctica antigua que se conoce desde la oratoria de los antiguos griegos y romanos”, señala.

Opina asimismo que, de ser cierto el “increíble” desconocimiento que el Presidente dice tener de lo que ocurría en su partido, a nivel económico y político “¿en manos de quien han estado la economía y la política española? “ se pregunta.