Log in
Sin imágenes

El Ayuntamiento aclara que está personado en la causa judicial abierta en relación al Mamotreto de Las Teresitas

SB-Noticias.- El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se encuentra personado en la actual fase del proceso judicial en torno al edificio de aparcamientos ubicado en la cabecera de la playa de Las Teresitas, después de que la Audiencia Provincial notificara el pasado 24 de abril a la Corporación un auto por el que estimaba parcialmente su recurso de apelación contra otro de 17 de junio de 2016, del Juzgado de lo Penal Número 5 de Santa Cruz de Tenerife, por el que se desestimaba la petición de personación en fase de ejecución de sentencia y se acordaba la demolición total de edificio de aparcamientos de la playa de Las Teresitas.

En consecuencia, el Ayuntamiento no ha declinado en ningún momento ejercer su derecho a la personación. Antes al contrario, siempre lo defendió y el propio auto de la Audiencia le dio la razón.

El auto indicaba -tal y como el Ayuntamiento informó ya en aquel momento- y previa transcripción del fallo de las sentencias tanto de instancia, como de la Audiencia Provincial, que al imponerse la obligación de demolición al Ayuntamiento, debe ir acompañada de la posibilidad de que éste se pronuncie en torno a aspectos concretos de la obligación, que ha de cumplir estrictamente como consecuencia del mandato judicial.

Igualmente, el auto aclara que la personación "no lo es a efectos de cuestionar una decisión judicialmente tomada y resuelta, que no sería posible además modificar por respeto al principio de invariabilidad de las resoluciones judiciales firmes, sino para ser escuchada, para cuestiones estrictamente incidentales, en lo relativo al mero, estricto, preciso y exclusivo cumplimiento del mandato judicial".

A este respecto, el sexto teniente del alcalde y concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz-Estébanez, insistió hoy en que el Ayuntamiento cumple escrupulosamente con la sentencia que obliga al derribo total del edificio de aparcamientos, independientemente de las valoraciones que alguien pueda realizar a título personal sobre la misma o sobre la eventual pérdida patrimonial que sufrirá la Corporación.

El concejal recordó que serán los condenados en el proceso quienes deberán asumir el coste del derribo y que, en cualquier caso, la actuación del Ayuntamiento obedece a un mandato judicial.

Díaz-Estébanez explicó que el coste de la demolición no se encarecerá por el acabado final de la superficie resultante, porque el asfaltado se incorporó como mejora en la oferta de la empresa adjudicataria. “No supondrá un encarecimiento de la obra ni para el Ayuntamiento ni para los condenados a sufragarla”.

A este respecto, aclaró también que el aspecto final “ya sea en picón o en asfalto no implica cambios en el uso de un suelo que, en coherencia con el propio Plan General de Ordenación y el Plan Especial de Las Teresitas, prevé un nuevo aparcamiento”.