Log in
Sin imágenes

«La respuesta del Gobierno ecuatoriano a la movilización popular ha sido terrorismo de estado»

Entrevista en Radio San Borondón a Luis Herrera Montero

Radio San Borondón ha entrevistado este lunes 14 de octubre, en directo desde Ecuador, a Luis Herrera Montero, destacado Antropólogo y profesor en la Universidad de Cuenca (Ecuador)

Herrera Montero hace un amplio y concienzudo análisis de la grave crisis política y social que está viviendo Ecuador, especialmente tras las movilizaciones del pueblo indígena contra las medidas neoliberales del  gobierno de Lenin Moreno, exigiendo fundamentalmente la derogación del Decreto 883, que incluía el alza de precios de los combustibles en todo el país.

Califica estas movilizaciones como un acto heroico de los movimientos sociales de Ecuador, surgidas a raíz de unas medidas económicas fruto de una tendencia neoliberal totalmente feroz, y a políticas “fondomonetaristas” entre ellas eliminar un subsidio a los combustibles. “En este marco – añade - el pueblo ecuatoriano tomó la iniciativa de hacer un paro nacional exitoso. Empezó por un paro de transportistas que tuvo impacto a nivel nacional y paulatinamente se fue incorporando el movimiento indígena que  ha tenido jornadas heroicas desde 1992. Posteriormente se sumó la ciudadanía, los estudiantes, el movimiento obrero...”.

Sin embargo, relata que la respuesta del Gobierno ecuatoriano a estas movilizaciones ha sido terrorífica, para Herrera se puede hablar de terrorismo de estado sin control. En este sentido puntualiza que aunque los informes oficiales hablan de 7 muertos y más de 1000 detenidos, las organizaciones populares hablan de 21 muertos.

Los antecedentes
Analiza los hechos como el fruto de un proceso político que se inició tras el fin del gobierno de Correa, que había logrado una estabilidad para el país, instauró una nueva constitución que marcaba otro horizonte para el pueblo y otra forma de concebir la participación ciudadana, instaurando el régimen del buen vivir, pero que no logró concretar del todo, dejando una deuda social muy grande.
“Con el gobierno de Moreno – añade - se dio un giro inesperado, un alineamiento total a las políticas neoliberales y volvieron a reproducirse medidas que habíamos superado desde el año 2007”. Por eso asegura que dicha recomposición neoliberal ha llevado momentos muy críticos de represión contra el pueblo, que Ecuador no había vivido desde hace 4 o 5 décadas.

Reservas con el acuerdo firmado
Siendo un éxito importante el acuerdo derogatorio del decreto 883 – firmado el pasado domingo - para eliminar el subsidio a la gasolina, que iba a tener grandes repercusiones en la mayor parte de la población, Luis Herrera asegura que el pueblo lo ha acogido con muchas reservas: “estamos atentos porque este gobierno ha incumplido todo, ha perdido la credibilidad, es un gobierno desleal que ha estado apoyado por todos los medios de  comunicación oficiales y privados, a excepción de las redes sociales y los medios alternativos que son los que han permitido confrontar la realidad y desmentir lo que dicen”. De hecho indica que este lunes ha habido intentos de modificar el acuerdo derogatorio firmado.

Una movilización masiva

Para el antropólogo ecuatoriano, ha sido fundamental la movilización del pueblo organizado, que ya logró en ocasiones anteriores destituir Presidentes.
Confirma que se trata de un movimiento reivindicativo que ha sido seguido prácticamente por toda la población y, salvo ciertos sectores oligárquicos, el pueblo ha rechazado las medidas impuestas por el gobierno de Lenin Moreno, “hablamos de una movilización masiva con grandes dimensiones de apoyo y al tiempo de un grave desgaste a la legitimidad del gobierno”.
Es contundente cuando afirma que el triunfo de la movilización y de la protesta es evidente, así como el nivel de desgaste del Gobierno de Lenin Moreno, lo cual se ha visualizado aún más tras el diálogo que se produjo este domingo.
De hecho, la popularidad del presidente Lenin Moreno antes de las revueltas era solo del 15 o 20 % y en la actualidad debe haber bajado muchísimo. El paro realizado fue completamente nacional y la mayoría de universidades cerraron, eso da cuenta de un apoyo generalizado.
Destaca Luis Herrera otro hecho importante, la masiva movilización de la ciudadanía de Quito en apoyo al movimiento indígena, saliendo a las calles tras la declaración de estado de excepción y toque de queda, sin temor a la brutal represión policial y militar, y declarando que no permitirían el maltrato y la humillación de indígenas que llegaron mas de 20.000 de distintas regiones del país desde la protesta pacífica: “La capital estuvo completamente paralizada. El toque de queda del día 12 de octubre empezó a las 15:00 horas  y a pesar de eso, toda la ciudadanía salió a las calles y se organizó un cacerolazo masivo, incluso los que no pudieron salir también participaron desde sus casas”.
También confirma que la gente ha reaccionado pacíficamente, a pesar de que se ha acusado al pueblo de promover actos de violencia, la realidad es que la gente se defendían frente a la brutal represión de ejército y policía.
Sin embargo señala que los militares han estado divididos, pues hubo muchos que se negaron a reprimir a la ciudadanía.

Desgobierno
“Hoy no tenemos Gobierno. No esta funcionando el estado, el desgobierno es tal que hoy [lunes] la Asamblea Nacional dio marcha atrás a la reunión que era una obligación. Las conclusiones son claras: un alto nivel de desgaste institucional, desprestigio del gobierno y un acentuado desgobierno – que ya lo teníamos mucho antes – pero ahora está al cien por cien”, concluye.