Log in
Sin imágenes

La Delegación Saharaui para Canarias advierte que invertir en las zonas ocupadas es ilegal

Advierten a Marruecos que llamar a los empresarios canarios a invertir en la zonas ocupadas del Sahara Occidental es incitar al delito y a la ilegalidad

A raíz de las informaciones publicadas este domingo en diferentes medios de comunicación locales, donde Marruecos invita al  empresariado canario a invertir en el sector del turismo en la ciudad ocupada de Dajla, la Delegación Saharaui para Canarias, a través de un comunicado, afirma que se trata de una huida hacia adelante del régimen de ocupación marroquí, preso del nerviosismo al verse estrechado el cerco por la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo que acaba de afirmar que el territorio del Sahara Occidental no forma parte del Reino de Marruecos, así como el barco de fosfato robado retenido en África del Sur, otro descubierto transitando por Panamá y en estos momentos está en la búsqueda de rutas piratas para evadir la legalidad.

Ante esta situación, los representantes saharauis en Canarias afirman que el régimen marroquí busca un balón de oxígeno olvidando de que Canarias es la frontera sur de la Unión Europea y en su territorio también rigen las leyes de los tribunales europeos. Por ello advierte que llamar a los empresarios canarios a invertir en la zonas ocupadas del Sahara Occidental es incitar al delito y a la ilegalidad, "inversiones que son pura propaganda, y si complican la solución del conflicto, creemos que ningún empresario canario querría ver su nombre ni el de su empresa manchado en estos actos delictivos que en nada les beneficia, en el momento en que toda actividad económica en la zona está observada con minuciosidad y que será denunciada ante los tribunales competentes".

Consideran que el régimen marroquí lo que busca es entorpecer toda solución del conflicto y recuerdan que en la reciente cumbre de jefes de Estado de la Unión Africana pidieron a la República Árabe Saharaui Democrática y al Reino de Marruecos - como países miembros de la Organización - a entablar negociaciones para solucionar el conflicto.

Por todo ello piden a todas las empresas canarias a abstenerse de toda actividad económica en el territorio saharaui ocupado, hasta una solución definitiva del conflicto y que el único interlocutor válido para negociar cualquier acuerdo es el Frente Polisario representante legítimo del pueblo saharaui.