Log in
Sin imágenes

Venezuela rechaza por injerencista moción de Senado español

La Embajada de Venezuela en España rechazó por injerencista, sesgada y llena de falsedades una moción aprobada por el Senado español, que exige la liberación de supuestos presos políticos en el país sudamericano.

En un comunicado emitido este miércoles, la misión diplomática venezolana denunció la gravedad de esa propuesta 'desde tan alta institución -en alusión a la Cámara alta-, que refiere de forma cosmética la necesidad de respaldar un diálogo político en el país al que la oposición venezolana se niega'.

La representación de Caracas en Madrid reprobó que se estimule, repitiendo mentiras y manipulaciones, la impunidad de sectores violentos de la oposición, y se promueva la justificación de cualquier tipo de intervención internacional en la República Bolivariana.

España no debería ser cómplice de la violencia en Venezuela, subrayó el texto.

Recordó que tanto el presidente Nicolás Maduro como la Asamblea Nacional (parlamento unicameral) fueron elegidos bajo el mismo sistema electoral y con las mismas garantías de transparencia.

Esas designaciones fueron reconocidas en múltiples ocasiones por observadores internacionales, incluso del Partido Popular (PP), liderado por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, enfatizó.

Aseguró el comunicado que en la nación sudamericana no hubo ni hay un autogolpe de Estado, la Asamblea no ha sido disuelta en ningún momento, sus competencias siguen vigentes y se sigue garantizando la inmunidad parlamentaria.

Sin embargo, aclaró, ese cuerpo legislativo permanece en desacato judicial, con una mayoría opositora que insiste en promover golpes de Estado parlamentarios y llamar a una intervención externa, con el fin de torpedear la labor del ejecutivo para solucionar las dificultades económicas.

La legación bolivariana calificó de irresponsable cinismo denominar presos políticos a personas juzgadas y halladas responsables de graves delitos, incluyendo la promoción de violencia terrorista, que enlutó a los venezolanos con decenas de muertos y centenares de heridos.

Consideró inaceptable la grosera manipulación que convierte a los victimarios en víctimas, al instrumentalizar incluso las lamentables muertes que se produjeron en los últimos días de acciones de calle violentas por parte de los detractores al gobierno constitucional.

En esa línea, llamó a la responsabilidad de los actores políticos en España, para que cese el respaldo directo o indirecto a quienes promueven la violencia en Venezuela y se colabore de forma coherente con el diálogo insistentemente convocado por Maduro.

La moción aprobada este miércoles por el Senado español fue impulsada por el conservador PP -con mayoría en esa cámara- y apoyada por Ciudadanos, el Partido Socialista y otros grupos nacionalistas minoritarios.

El partido antiausteridad Podemos acusó al PP de Rajoy de usar a Venezuela como cortina de humo para tapar sus numerosos escándalos de corrupción en España.