Log in
Sin imágenes

Canciller Rodríguez: Venezuela mantiene su modelo irreversible en materia de DDHH

AVN.- La República Bolivariana de Venezuela mantiene su modelo irreversible en materia de derechos humano subrayó este martes la ministra para Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez durante la presentación del informe en materia de DD.HH ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, en Ginebra, donde se celebra el 34º período de sesiones.

"Venezuela mantiene su modelo irreversible en materia de derecho humanos y es lo que la hace, sin lugar a dudas, una amenaza para este orden económico capitalista, para este orden económico internacional financiero, causante del sufrimiento a la humanidad entera", expresó en declaraciones transmitidas por Telesur.
 
Explicó que el modelo inclusivo que impulsa la Revolución Bolivariana se mantiene firme pese a las agresiones económicas impulsadas por agentes del capital financiero y especulativo internacional. "Venezuela exhibe cifras poco conocidas y exhibe cifras que pocos países desarrollados pueden mostrar a la humanidad", indicó.
 
Dijo que la actual coyuntura económica no ha frenado los avances sociales en Venezuela. "En medio de contrariedades económicas, en medio de dificultades económicas, en medio de la caída de los precios del petróleo, Venezuela mantiene su capital social", dijo Rodríguez en declaraciones transmitidas por Telesur.
 
Durante su intervención, la ministra Rodríguez destacó que la inversión social en Venezuela alcanza el 74% del presupuesto nacional, realidad que contrasta con la concepción presupuestaria del modelo capitalista.
 
Desde la llegada de la Revolución Bolivariana al poder en 1998, Venezuela reorientó las políticas públicas con énfasis en la mayoría de la población, antes excluida y discriminada de la distribución de la riqueza nacional, concentrada otrora en élites financieras con la venia de los partidos tradicionales de la época (AD y Copei).
 
"Pocos países pueden mostrar un 74% de inversión social" subrayó la Canciller en el organismo multilateral.
 
La inversión social, distribuida en planes de educación, salud, deporte, cultura y en la defensa de los ingresos y estabilidad de la clase trabajadora, propició condiciones para que Venezuela bajara sus índices de desigualdad social, acumulada durante los últimos 40 años del siglo XX.
 
Al respecto, la Canciller explicó que de acuerdo al índice de Gini, método utilizado para medir la desigualdad en la distribución de los ingresos, Venezuela es uno país con menos desigualdad, con un índice de 0,38%. La medición del índice de Gini oscila entre 0, para el país con mayor igualdad, y 1 para con más desigualdad.
 
 
Retos de la ONU
 
Durante su intervención, la canciller Rodríguez denunció que Venezuela enfrenta, además del acoso financiero internacional y saboteo interno a su economía, una campaña de propaganda de guerra dirigida desde el exterior que usa el tema de los DD.HH como arma partidista.
 
Frente a ese escenario, la Canciller se preguntó "¿Cuál debe ser el papel de este Consejo de Derechos Humanos para que no siga el mismo destino ni la misma suerte de extinta Comisión de Derechos Humanos?".
 
Para responder la interrogante, Rodríguez citó las palabras de Alfred-Maurice de Zayas, experto en derechos civiles y políticos, quien meses atrás en la ONU señaló: "El Consejo no debe ser un escenario politizado en el que los Estados instrumentalicen los derechos humanos como armas para derrotar sus adversarios políticos, en el que se socaven tales derechos, mediante eventos paralelos o modas pasajeras, donde el derecho internacional se aplique a la carta".
 
Rodríguez destacó la importancia de avanzar hacia la construcción de un nuevo orden "donde los poderes financieros, causante de pobrezas y causante de desigualdad, tengan una camisa a la fuerza que le impida precisamente la violación de los derechos humanos".
 
"Queda poco tiempo para salvar la casa común, como lo ha dicho el Papa Francisco; y también queda poco tiempo para salvar y preservar la humanidad de este modelo ignominioso e inmoral" agregó.
 
Venezuela también ratificó su solidaridad con la causa de Palestina, que desde hace más de medio siglo se enfrenta a las políticas segregacionistas del Estado de Israel que ha obligado al exilio forzado de al menos dos millones de palestinos, cuyo país ha quedado con 12 % de su territorio histórico, que hoy abarca la Franja de Gaza y la zona de Cisjordania.
 
La canciller también rechazó el bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos (EEUU) a la República de Cuba y su pueblo desde hace 55 años.